Actualidad | Noticias | 19 JUN 2001

Telefónica asegura que su propuesta sobre la agilización para la apertura del bucle resuelve seis de las siete peticiones de Astel

Según comunica Telefónica, su propuesta para agilizar la apertura del bucle local, remitida el pasado 28 de mayo a los 19 operadores interesados y a la CMT sin que aún se haya recibido ninguna contestación, respondía a seis de las siete peticiones que Astel (Asociación de Empresas Operadoras y de Servicios de Telecomunicación) ha elevado al regulador.
Comunicaciones World

Telefónica considera en un comunicado lanzado esta misma mañana que esta propuesta, sumada a la iniciativa de
abrir la Central de Delicias (Madrid) a todos los operadores para comprobar la capacidad de las redes y la viabilidad de los servicios, demuestra que su intención siempre ha sido la de llegar a acuerdos con todos los agentes implicados evitando el conflicto.

Así, el operador afirma que la demanda de Astel de que se sobredimensionen en un 25% la sala en función de la demanda confirmada en la fase inicial se haya recogida en la propuesta de Telefónica de España. Igualmente, Telefónica ha propuesto una bajada de un 25% del coste de adecuación y un 40% del coste recurrente. Respecto de la petición de no iniciar un nuevo ciclo de iteraciones cuando los costes modificados no superen en un 10% a los comunicados, la propuesta de Telefónica de España contempla aún mayor flexibilidad de la que solicitaban, dado que no se iniciaría un nuevo ciclo si existiera una variación de más del 20% de los costes de adecuación.

Asimismo, Telefónica afirma que el nuevo procedimiento propuesto contempla la comunicación del anteproyecto con información suficiente para que los operadores que lo deseen puedan elaborar un proyecto alternativo, así como la posibilidad de realizar, bajo demanda, visitas a las centrales. Finalmente, el operador también se compromete a comunicar la fecha en la que una central entra en fase de elaboración de proyecto técnico. Según la compañía, su propuesta sólo no contempla el el llamado housing, o posibilidad de que en las centrales con menos demandas de líneas solicitadas por los
operadores se concentren en una misma sala los equipos de Telefónica y los del resto de compañías. El housing, que no aparece recogido como una obligación en la Oferta de Bucle de Abonado aprobada este año ni en la regulación que afecta a los operadores dominantes de nuestro entorno europeo, complicaría en gran medida –según Telefónica- que se pueda garantizar al cien por cien la seguridad de los equipos, tanto de la compañía como de los demás
operadores.




Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios