Actualidad | Noticias | 10 SEP 2007

Tandberg adquiere un fabricante de infraestructuras para videoconferencia

Tandberg desea potenciar su posición en el mercado con la compra, por 270 millones de dólares, firma de equipos de videoconferencia en alta definición Codian.
Comunicaciones World
El último movimiento en el mercado de la videoconferencia es la compra de Codian, suministrador de infraestructuras de back-end para equipos de conferencia de terceros, por parte de Tandberg. La operación está valorada en 270 millones de dólares que se pagarán en efectivo y acciones, si bien aún está sujeta a las condiciones de cierre habituales, previsto para el tercer trimestre del año.

Con 107 empleados, que se integrarán en la plantilla de Tandberg, Codian tiene su sede en Reino Unido y opera en Estados Unidos, Europa y Asia. En el primer semestre de 2007, la compañía alcanzó unos ingresos de 13 millones de dólares. Su catálogo comprende Unidades de Control Multipunto (MCU), gateways, servidores de videoconferencia y software de gestión.

Tandberg integrará la infraestructura de Codian para crear “una plataforma robusta para despliegues de sistemas de videoconferencia en alta definición de gran envergadura. La solución conjunta mejorará la calidad de video y la facilidad de uso en conferencias multipunto, mejorando la experiencia e incrementando la productividad de las reuniones”, explica la compañía en su comunicado. Tandberg asegura también que seguirá desarrollando y soportando ambas gamas de producto, incluyendo las plataformas Codian MCU y su propia línea MPS de MCU.

 

Mercado en alza

La operación de Tandberg sobre Codian tiene como objetivo impulsar las ventas y acelerar el desarrollo de productos, así como abarcar nuevas oportunidades en el mercado de comunicaciones IP; un segmento por el que está apostando Cisco con su solución de Telepresencia. El producto, lanzado hace un año, fue el principal tema de conversación de los ejecutivos de la compañía con analistas financieros en una reciente reunión. Los directivos trataban de convencerles de que, aunque la tecnología cuesta unos 300.000 dólares por localización y requiere un diseño y un trabajo de instalación especial, luce y suena estupendamente. Y utilizarlo ha permitido a Cisco reducir enormemente sus costes, según el propio John Chambers, presidente y CEO de la empresa.

El trabajo de marketing de Cisco con su solución TelePresence ha beneficiado también a soluciones similares de otros proveedores, como Halo de HP y VirtuaLive de Teliris. Todos estos sistemas están orientados a los estamentos superiores del organigrama corporativo y aportan videoconferencia, tradicionalmente complicada y pobre, con un gran nivel de calidad. Sin embargo, dado que su precio resulta prohibitivo para la mayoría de las empresas, los proveedores se están centrando ahora en mejorar los sistemas de videoconferencia de gama media, con cámaras y pantallas de alta definición y mejor sonido.

En este sentido, IDC apoya su estrategia. Según la consultora, puesto que la telepresencia normalmente implica destinar toda una sala a este particular sistema, e incluso puede incluir modificaciones de la distribución y mobiliario específico, la videoconferencia de gama media de alta definición puede instalarse en las salas de conferencia habituales o como una actualización de componentes de la solución existente. Todo ello a una fracción del coste de la telepresencia. Además, las cifras que maneja no son nada desdeñables. Si bien hasta ahora dependía de los deseos de renovación del nivel ejecutivo, el mercado no está estancado. Las ventas mundiales de telepresencia tan solo alcanzaron los 64 millones de dólares en 2006, pero se espera en que este año lleguen a los 170 millones y a los 1.000 millones de dólares en 2001.

En este juego se sitúa la compra de Codian por Tandberg. Además, la compañía ya colabora con HP para permitir a los usuarios conectar sus sistemas de videoconferencia de sobremesa de alta definición con las salas de conferencia Halo.

Por su parte, Polycom, otro fabricante de productos de conferencia, compró a principios de año Destiny Conferencing por 45,6 millones de dólares. Los empleados de la firma adquirida ya proporcionaban tecnología de núcleo para la solución de telepresencia RPX de Polycom y cuentan con varias patentes en esta materia.


Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios