Actualidad | Noticias | 06 ABR 2001

Según el CEO y presidente de Cisco, no es suficiente disponer de la tecnología más avanzada para tener éxito

El presidente y CEO de Cisco Systems, John Chambers aprovechó la presentación de Cisco Global Partners Summint en Las Vegas para hacer una reflexión sobre la actual depresión económica. En su discurso también advirtió sobre la necesidad de demostrar al cliente los beneficios reales que las tecnologías avanzadas introducirán en sus cuentas.
Comunicaciones World
“En noviembre, el negocio parecía funcionar bien –dijo Chambers-, a principios de diciembre, se empezaron a percibir indicios de un declive económico aún no alarmante”. Pero entonces llegó enero. “En ese momento vimos el retraso en la inversión corporativa que no habíamos previsto”. Fue entonces cuando la firma se decidió a aplicar una agresiva estrategia para la captación de ventas de último momento con el propósito de impulsar los ingresos antes de anunciar nuestros ingresos trimestrales.

Sin embargo, la crisis de la economía estadounidense era ya tan aguda que Cisco no pudo mantener su histórico record de superar siempre las previsiones de los analistas. Aunque casi lo consiguió; cuando en febrero dio a conocer los resultados correspondientes al segundo trimestre de su año fiscal en curso, los beneficios por acción quedaron tan sólo un centavo por debajo de lo marcado por los analistas. Cisco, no obstante vio bajar sus acciones y el mes pasado anunció su intención de realizar un recorte de plantilla de 8.000 puestos de trabajo.

Según Chambers, el debilitamiento de la economía de Estados Unidos comenzó con un leve descenso en el gasto de los consumidores que después se extendió a los fabricantes, quienes comenzaron a retrasar importantes compras. Ahora la crisis empieza a expandirse desde Estados unidos a las regiones de Europa y Asia/Pacífico.

“Para mantener nuestro éxito debemos adecuar nuestra actuación al mundo real, de tratar con el mundo real y no actual como si fuera como nosotros desearíamos” –subrayó Chambers en su intervención.

Jim Shepherd, analista de AMR Research ironizando sobre esta declaración, comentó que “el mundo real” podría resultar grato para la compañía a largo plazo. “Si la crisis constituye un punto de inflexión, alguien como Cisco podría aprovechar la fuerza de su marca para ganar cuota de mercado”.

Chambers advirtió a los asistentes a la conferencia que limitarse a vender la última tecnología en el mercado no es suficiente. Aplicar una nueva tecnología puede ser inicialmente una forma de diferenciación frente a la competencia, pero ésta, rápidamente lanzará ofertas similares, convirtiendo lo que, en principio es valor añadido, en commodity, en tecnología o servicio básico.

La vía para sobrevivir y beneficiarse del ciclo de innovación, aplicación y “commodización”, no es otra, según el presidente de Cisco, que lograr figurar entre los primeros en ofrecer una tecnología y entonces demostrar su valor en forma de ahorros de dinero e incrementos de productividad para la empresa.

www.cisco.com


Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios