Actualidad | Noticias | 06 NOV 2003

RuralNet dará acceso a la red al Alto Pirineo catalán

Permitir el reequilibrio territorial y superar la brecha digital con la implantación de la banda ancha a través de redes de fibra óptica y conexiones a Internet en zonas aisladas y rurales del Alto Pirineo catalán es el objetivo del proyecto RuralNet, que a través de Albura, la marca comercial de Red Eléctrica Telecomunicaciones, permitirá el acceso de alta velocidad a los 77 municipios de esta comarca.
Ana Sanz
Situado en el norte de Cataluña, el Alto Pirineo esta formado por seis comarcas de montaña (Alt Urgell, Cerdanya, Alta Ribagorça, Pallars Jussá, Pallars Subirá y Valle de Arán) que representan el 1% de la población de esta comunidad autónoma y se estructuran en un total de 77 municipios distribuidos en núcleos aislados y montañosos.
Estas condiciones físicas del territorio, unidas a las grandes distancias que separan esta zona de los centros políticos y económicos, así como las deficientes comunicaciones entre las distintas comarcas “han provocado, entre otras cosas, una marginación tecnológica, con falta de infraestructuras de telecomunicaciones y, en definitiva, un desequilibrio territorial”, asegura Joan Perelada, presidente del consejo de Alta Ribagorça.
Impulsado por este consejo comarcal, Red Eléctrica Telecomunicaciones (RET) ha firmado un acuerdo de colaboración tecnológica y de conectividad para prestar servicios de red mediante una extensión de su red de fibra óptica (de más de 12.600 Km.) a través de su marca comercial Albura. El proyecto RuralNet “pretende hacer llegar las nuevas tecnologías a toda la zona –explica Perelada-, tanto en el ámbito de las Administraciones Públicas, en el sector empresarial y en la prestación de servicios, como en el ámbito personal para uso doméstico”. En este sentido, los objetivos son la implantación de la Administración Pública digital, la creación de intranets en los organismos locales de Alta Ribagorça, el acceso comarcal a la banda ancha y la creación de una red comarcal de telecomunicaciones a través de la fibra óptica de RET, que permitirá la conexión con un nodo principal de un operador “que realizará las funciones de gestión de red y los servicios”.
En opinión de Jesús Sánchez Ríos, director general de Red Eléctrica Telecomunicaciones, “es la primera vez que existen redes extendidas en territorios rurales, que además se interconectan entre ellas y comparten nodos de conectividad con Internet, RedIRIS, i2CAT y la Anella científica catalana”.
El proyecto prevé la construcción de una red basada en radio enlaces (de 11 a 54 MB/s) y sistemas de acceso locales Wi-Fi que se enlazarán con el telecentro de Alto Ribagorça, “que actúa como centro servidor de telecomunicaciones y forma parte de una red de telecentros de Cataluña –apunta Perelada- impulsada por el departamento de Universidades, redes y SI de la Generalitat de Cataluña”, así como la puesta en marcha de un centro de telecomunicaciones avanzadas “que será el eje de las conexiones entre los usuarios de la red y los distintos operadores y proveedores de servicios, aplicaciones y contenidos”.
Los términos del contrato entre el consejo comarcal y RET para establecer conexión vía fibra óptica entre Barcelona y la subestación de Pont de Suert de RET hasta el telecentro de Alta Ribagorça será de 34 Mbits/s, “que se ampliará paulatinamente a finales de este año a 155 MB/s, en el primer semestre de 2004 a 2,5 GB/s y en el primer semestre de 2005 a 10 GB/s. Para nosotros es una apuesta por extender servicios altamente avanzados de transmisión a zonas menos favorecidas y un compromiso de futuro para desarrollar nuevas infraestructuras para dar una cobertura local competitiva”, asegura Sánchez Ríos.




Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios