Actualidad | Noticias | 01 FEB 2001

Philips multiplica por diez la velocidad de ejecución de Java en teléfonos móviles

Philips ha desarrollado un coprocesador que consigue que la ejecución del software Java que incluyen los teléfonos móviles y otros receptores se realice diez veces más rápido.
Comunicaciones World

Con ello, se elimina la necesidad de incluir en este tipo de aparatos los potentes procesadores y la memoria extra que normalmente requiere Java, al tiempo que mantiene la ventaja que supone este lenguaje a la hora de agilizar y abaratar la fase de desarrollo del producto y simplificar la integración del producto en Internet.

Según la compañía, esta investigación –que “no implica que Philips Electronics vaya a introducir en el mercado producto alguno”- es compatible con el uso del lenguaje Java y de todos aquellos lenguajes relacionados con éste, un aspecto esencial en un mercado que está marcado por su rápida expansión y su fuerte ritmo de desarrollo, ya que permite utilizar este método en aplicaciones que van desde tarjetas inteligentes a teléfonos móviles y receptores.

De acuerdo con la información ofrecida por Philips, en la actualidad se están investigando muchos paquetes de software y sistemas que pretenden mejorar el rendimiento de las aplicaciones Java, pero hasta el momento todos presentan inconvenientes. Los paquetes de software desarrollados a tal fin han logrado que la transmisión de las instrucciones del software a la máquina resulte más eficaz, pero requieren más memoria.

Asimismo, en los métodos tradicionales basados en hardware, la CPU del producto ha sido reemplazada por completo por un procesador que ejecuta comandos Java. Aunque esta unidad ejecuta el lenguaje Java de forma muy eficaz, ello requiere inversiones y tiempo adicionales para desarrollar cada nueva CPU y no permite la reutilización de otro software que no sea Java.

El método ahora presentado por Philips Research no presenta estos inconvenientes, según la compañía. La idea consiste en ejecutar una gran parte de las instrucciones Java más simples y que se repiten de forma continua, que son las que consumen gran parte del tiempo de procesado, a través de un coprocesador Java. El denominado VMI (Virtual Machine Interpreter) se incorpora en silicio, y es capaz de realizar funciones como la interpretación, la ejecución de bloques y las revisiones de tiempo de ejecución más rápido que si se realiza mediante el software y de forma paralela a otras operaciones del sistema. Las tareas más complejas y menos frecuentes siguen siendo ejecutadas por el software de la CPU. Con ello se consigue la máxima flexibilidad y la posibilidad de reutilizar tanto Java como otro software.

www.research.philips.com


Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios