Actualidad | Noticias | 09 DIC 2005

Panasonic abandona GSM para centrarse en el desarrollo de 3G basada en Linux

Panasonic ha decidido poner fin al desarrollo de la tecnología de segunda generación de telefonía celular GSM, en la que existe una “gran competencia mundial”, para concentrarse en el desarrollo de la tercera generación basada en el sistema Linux.
Comunicaciones World

La decisión, la primera que se produce de este tipo por parte de un gran fabricante de móviles, se debe a la rapidez con que están creciendo las ventas de dispositivos móviles 3G, que se están convirtiendo en un segmento de enorme relevancia dentro del negocio global de la compañía. Esto se debe, en gran parte, al retraso con que Panasonic –al igual que otras firmas japonesas- se introdujo en el mercado de GSM, que le ha impedido tomar una cuota significativa de este mercado. De hecho, para la mayoría de los fabricantes de tecnología móvil la segunda genración sigue dominando las ventas.

A partir de ahora, Panasonic, perteneciente a Matsushita Electric Industrial, centrará sus esfuerzos en las herramientas 3G basadas en el sistema operativo Linux. La compañía ya ha puesto a la venta dicha tecnología en Japón y espera poder reducir costes gracias a la utilización de una plataforma común a nivel mundial para sus terminales.

Como resultado de esta decisión, Panasonic cerrará el departamento de investigación y desarrollo de Estados Unidos, que no trabajaba con plataformas Linux. Sin embargo, la compañía mantendrá el departamento europeo situado en Reino Unido, que cambiará su estrategia para centrarse en la tecnología 3G y otras plataformas.

La compañía ha anunciado además el cierre de su sede en Filipinas, donde actualmente fabrica un gran número de componentes con tecnología GSM. También parará la producción de GSM en la República Checa, y la filial en China será transformada para el desarrollo de la tecnología 3G.



Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios