Actualidad | Noticias | 23 FEB 1999

Olivetti pretende comprar Telecom Italia por 58 millardos de dólares

La OPA hostil presentada por Olivetti el pasado fin de semana a Telecom Italia por 58 millardos de dólares podría convertirse en la mayor operación de la historia de las telecomunicaciones europeas. Para completar la oferta, Olivetti tiene la intención de vender sus actuales intereses en las compañías de telecomunicaciones. Este proceso podría afectar a firmas de diversos países de la Unión Europea, al tiempo que abre las puertas a la inversión en activos de Telecom Italia. De momento, el organismo regulador del mercado de valores en Italia, Consob, ha pedido a Olivetti la retirada de algunas condiciones de la oferta.
Arantxa G. Aguilera

Olivetti perfiló sus planes con el regulador del mercado de valores italiano, Consob, el sábado, anunciado su intención de adquirir el 100 por 100 de Telecom Italia. Por su parte, el socio alemán de Olivetti, Mannesmann AG, emitió un comunicado en el que se mostraba de acuerdo en comprar las participaciones que tiene Olivetti en la compañía de telefonía móvil Omnitel Pronto Italia y en el operador de telefonía fija Infostrada.

Al vender sus participaciones en Omnitel e Infostrada a su socio alemán Mannesmann, Olivetti se desharía de sus principales intereses en telecomunicaciones y, por tanto, podría convertir la compra del operador italiano en una operación más “aceptable” por parte de las autoridades regulatorias de la Unión Europea.

Pero la venta de Omnitel e Infostrada sólo tendrá lugar si la oferta de Olivetti por Telecom Italia tiene éxito, según Mannesmann. Los detalles del acuerdo aún no han sido perfilados, según el socio alemán de la compañía, que prevé que las negociaciones duren varios meses.

Por su parte, el equipo de gestión de Telecom Italia se está preparando para contrarrestar esta oferta. No obstante, el operador debe esperar a obtener respuesta del regulador Consob y de los accionistas, aunque ha manifestado su creencia de que la oferta sea sólo una operación financiera sin un plan industrial sólido que la respalde y asegure el éxito futuro de la compañía. Consob tiene 20 días para decidir si la oferta de Olivetti es legalmente aceptable.

Aunque una operación de este tipo, que afecta a tantos mercados de telecomunicaciones europeos, es probable que no obtenga la aprobación regulatoria pertinente por parte de la UE, los analistas consideran que podría ser un paso adelante para romper la hegemonía del operador.

Telecom Italia, privatizada en octubre de 1997, es todavía la compañía líder de telecomunicaciones en Intalia. A finales del año pasado tenía unos 25 millones de clientes en su servicio de telefonía fija, mientras que su subsidiaria de telefonía móvil, Telecom Italia Mobile, era el mayor operador celular de Europa.

Los principales competidores de Telecom Italia en telefonía fija son Infostrada y Albacom (una joint-venture que incluye a BT). Junto con Mannesmann, Olivetti participa en infostrada a través de la joint-venture Oliman. Además, otra joint-venture en la que participan Deutsche Telekom y France Telecom, denominada Wind, empezará a ofrecer servicios de telefonía móvil y fija en Italia durante el próximo mes.

El impacto potencial de esta operación en Europa quedó reflejado en las fluctuaciones bursátiles sufridas por Olivetti, Mannesmann y el socio francés de Telecom Italia, Bouygues.



Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios