Actualidad | Noticias | 02 SEP 2008

Nokia acapara cerca del 40 por ciento del mercado de telefonía móvil mundial

El último informe de Gartner sobre telefonía móvil, correspondiente al segundo trimestre de 2008, revela que este mercado ha crecido un 11,8 por ciento con respecto al mismo período del año anterior, alcanzando unas ventas de 305 millones de unidades. La consultora destaca que las ventas de teléfonos móviles en los mercados maduros de Europa occidental y Norteamérica se recuperaron ligeramente tras un comienzo difícil, llegando finalmente a la cifra de 42 y 44 millones de terminales vendidos, respectivamente.
Hilda Gómez

Para Carolina Milanesi, directora de investigación de dispositivos móviles en Gartner, “el entorno económico siguió impactando negativamente en las ventas de teléfonos móviles tanto en mercados maduros como emergentes. En este sentido, los consumidores en mercados maduros han seguido optando por terminales de gama media frente a otros dispositivos más avanzados, mientras que en los países emergentes ha aumentado el número de nuevos abonados a las redes móviles. En cualquier caso, el volumen de ventas por sustitución de aparatos sigue siendo débil, debido a que los consumidores se enfrentan a la subida de precios del combustible y los alimentos, así como a niveles más altos de inflación. A pesar de ello, seguimos manteniendo que las ventas de teléfonos móviles a lo largo de 2008 alcanzarán los 1.280 millones de unidades”.

En términos de ventas globales, durante este trimestre Nokia ha vendido un total de 120,4 millones de teléfonos móviles, lo que le ha permitido ampliar aún más su liderazgo haciéndose con un 39,5 por ciento del mercado. Sus ventas en el segmento de móviles de bajo coste se mantuvieron fuertes gracias a la estrategia de distribución de la compañía, a las economías de escala y al poder de la marca Nokia. Sin embargo, sigue aumentando la competencia tanto en este segmento como en el de gama alta. Para combatirla, en julio Nokia aplicó reducciones de precios estratégicas a su catálogo de gama media, aumentando con ello la presión sobre competidores tales como Sony Ericsson y LG. Con todo, Gartner prevé que Nokia aumente su cuota de mercado en la segunda mitad del año apoyado en su amplio catálogo de productos, pero también en su esperado terminal de pantalla táctil que estará situado en el segmento de gama media-alta, y que se espera le ayudará a aumentar sus ventas.

Por su parte, Samsung vendió un total de 45,7 millones de teléfonos móviles. Según Gartner, su buena gestión del inventario le ha ayudado a aumentar sus ventas y a alcanzar una cuota de mercado del 15,2 por ciento en el segundo trimestre del año, lo que le sitúa segunda del ranking de fabricantes, ampliando su distancia con respecto a Motorola en tercera posición. “Esperamos que las ventas de Samsung se mantengan fuertes en la segunda mitad del año a medida que productos como Omnia cojan mayor impulso”, apunta Milanesi.

En cuanto a Motorola, la compañía vendió 30,4 millones de unidades, un 4,5 por ciento menos que hace un año, aunque las ventas de la compañía hayan ido aumentando trimestre a trimestre. La consultora señala que el catálogo de Motorola se mantiene poco competitivo debido a su carencia de conectividad 3G y de aplicaciones con gran tirón como GPS o navegación por Internet de buena calidad. Gartner sigue siendo escéptica respecto a que la modernización de productos tales como Ming en respuesta a la atracción que la tecnología de pantalla táctil ha tenido en el mercado sea una estrategia que contribuirá a aumentar las ventas de Motorola.

En cuarta posición se sitúa LG, con unas ventas de terminales móviles cercanas a los 26,7 millones de unidades, lo que representa un crecimiento interanual de 2 puntos. Durante este período, la compañía se ha centrado en reforzar su catálogo y mejorar su rentabilidad. Frente a ella, Sony Ericsson ha visto aumentar su cuota de mercado ligeramente, con unas ventas cercanas a los 23 millones de unidades. Para Gartner, lo que esta compañía necesita son nuevos diseños y ofrecer un amplio número de características y aplicaciones en sus terminales para seguir siendo competitivos.

Carolina Milanesi concluye diciendo que, “para 2008, esperamos que las ventas de dispositivos móviles aumenten un 11 por ciento, y que el crecimiento en ingresos sea ligeramente inferior, en torno al 9 por ciento, debido al incremento de la competencia y al endurecimiento de entorno económico, que impactará negativamente en los precios medios de venta. Asimismo, los fabricantes de teléfonos móviles estarán bajo una fuerte presión para mantener márgenes saludables mientras siguen interesados en los mercados emergentes con el fin de aumentar sus ventas”.



Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios