Actualidad | Noticias | 12 FEB 2001

Motorola eliminará 4.000 puestos en su negocio de semiconductores

Motorola ha anunciado un nuevo recorte; esta vez, 4.000 empleados de su división de semiconductores perderán su trabajo a lo largo de este año. La compañía también está cerrando progresivamente sus plantas de fabricación de chips.
Comunicaciones World
Los recortes anunciados por la compañía afectarán principalmente a empleados temporales aunque también se ha planteado un programa de jubilaciones anticipadas. Motorola ha decidido no detallar el número de despidos por área y localización, según dijo Ken Phillips, portavoz del Semiconductor Product Sector (SPS) de Motorola. Phillips añadió que este recorte de plantilla afectará a todas las categorías y las operaciones SPS a nivel mundial.

Otra de las medidas de ajuste es el cierre de cuatro fabricas, dos en Austin, una en Phoenix y otra en Toulouse (Francia). Los trabajadores de estas factorías no perderán su trabajo sino que serán trasladados a otras fábricas. Como otras instalaciones SPS, las plantas que serán retiradas fabrican una gran variedad de chips utilizados, entre otras, en las industrias de networking, comunicaciones y automoción. SPS opera en cuatro grandes mercados: comunicaciones inalámbricas, donde Motorola es su principal cliente; automoción; Internet, para redes inalámbricas y cableadas; y pequeños negocios a los que proporciona chips digitales como los utilizados en las televisiones digitales.

La mayor parte de los despidos se producirán en el primer trimestre de este año. "Esto es muy duro. Espero que no tengamos que despedir a nadie más". Sin embargo, añadió que Motorola no podía prometer que estos serían los últimos despidos necesarios en la división. Motorola también ha eliminado puestos de otras unidades de negocio como los teléfonos celulares. El pasado mes, la compañía anunció el despido de 2.500 trabajadores de su planta en Harvard, que espera cerrar a finales de junio.

El pasado año, Motorola firmó acuerdos de externalización con Flextronics y Celestica, ambos dedicados a los componentes eléctricos, y vendió sus operaciones en Dublín y Iowa a Celestica, eliminando así 2.870 puestos de trabajo de Motorola.

A pesar de que Nokia ha liderado el mercado de los fabricantes de teléfonos celulares, las presiones competitivas y una demanda debilitada de dispositivos de mano han reducido los beneficios esperados por el sector. Ericsson dijo en enero que externalizaría toda su producción de móviles, mientras que Nokia avisó a sus inversores de la debilidad augurada para la demanda de móviles en los dos próximos trimestres.

www.motorola.com



Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios