Actualidad | Noticias | 15 FEB 2001

Massana instala en Madrid su segundo centro de diseño

Massana, fabricante de circuitos integrados, ha seleccionado la capital española para establecer un nuevo centro de diseño de chips de silicio para comunicaciones digitales de banda ancha. Este centro trabajará junto al centro que la compañía tiene en Dublín para diseñar un prototipo de Gigabit Ethernet que Massana espera comercializar en 2002.
Arancha Asenjo
La compañía, originaria de Dublín aunque su sede central se localiza en Silicon Valley, inició su actividad en 1996 como proveedores de servicios de diseño y de propiedad intelectual, pero posteriormente cambió su estrategia para convertirse en suministrador de circuitos integrados para sistemas de comunicaciones en banda ancha; "ahora controlamos todo el producto", explica Alberto Molina, vicepresidente de Investigación de la compañía.
El mercado en el que se mueve Massana se caracteriza porque ahora es un mercado de comunicaciones que ha sustituido al de chips para ordenadores. El volumen de ventas de circuitos integrados para comunicaciones será de 16,2 billones de dólares en 2003, según los datos tomados por la compañía de Solomon Smith Barney. De esta cifra, sólo el mercado de redes LAN alcanzará los dos billones de dólares de los cuales 697 millones de dólares corresponden al negocio Gigabit Ethernet; "somos pocos trabajando esta tecnología, pero es un mercado muy grande", continúa Molina, mientras que Miguel Riaza, director general de la filial española, apunta que Massana "pretende hacerse con un 15% del mercado Gigabit Ethernet".

Smart math. Las soluciones de la compañía están basadas en la "fusión del mundo de las comunicaciones, las matemáticas y la teoría de la información con el mundo físico del silicio", señala Molina. Su metodología "smart math" lleva los algoritmos matemáticos al campo de los semiconductores. La compañía posee la patente de algoritmos de procesamiento de la señal para elaborar productos como un circuito integrado de capa física (PHY) para Gigabit Ethernet que multiplica la velocidad de transmisión por 10 o por 100 sin tener que cambiar el cable de cobre. La velocidad aumentada depende de los equipos existentes.
Massana considera que la alta calidad de las escuelas de Ingeniería en España sí como de sus ingenieros son "un potencial filón para expandir la compañía", explica Riaza. Además, la carencia de recursos a nivel mundial hace atractivo este centro, único en España y en el que se han invertirán 2.000 millones de pesetas en dos años, para los profesionales del sector.
Aunque en principio los productos de Massana están orientados a Gigabit Ethernet, cuyo primer fruto verá la luz en 2002, la compañía desarrollará una nueva línea de productos durante este año.
www.massana.com


Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios