Actualidad | Noticias | 10 OCT 2006

Magirus sanea las cuentas y reorganiza su estructura de negocio

Seis meses después de adquirir Allasso, Magirus ha unido sus líneas de negocio y ha saneado las cuentas, comenzando a dar beneficios.
Juana Gandía
Magirus comienza una nueva etapa con unas buenas perspectivas de negocio. La compañía ha pasado por una etapa de recoversión y reestructuración. Hoy los negocios de las dos compañías están integrados y las cuentas presentan unos resultados positivos. A partir de ahora sus perspectivas se centran en consolidar lo que tienen e ir, lentamente, abriendo su cartera de productos a otros fabricantes.
“Ambas compañías arrastraban pérdidas del ejercicio anterior, pero tras un proceso de adaptación y saneamiento podemos decir que estamos en positivo. En estos meses hemos estado focalizados en realizar un control de los costes y con la nueva situación nuestra central en Alemania ha decidido invertir en España”, comenta Hugo Fernández, director general de España.
Esta inversión de la central germana se va a ver reflejada en un incremento de los recursos, tanto técnicos como de personas. Hasta ahora han incrementado su inversión en recursos humanos en un 5% y esperan que para final de año esto se amplía a un 5% más. Cuando finalicen su año fiscal (el próximo 31 de marzo) esperan tener en la Península Ibérica una plantilla que alcance los 40 empleados. demás, el pasado mes de julio han abierto una oficina en Barcelona y es de destacar su apertura al mercado portugués en el que ven un gran potencial.
Tras la fusión, la compañía dispone de tres líneas de negocio: almacenamiento-ILM (Information Lifecycle Management), virtualización, y networking y seguridad. Esta última es en la que se ha integrado todo el portfolio de productos de Allasso y éste es el segmento en el que la empresa va a poner un mayor énfasis. “Nuestras perspectivas se centran en crecer un 8% y superar los 33,5 millones de euros. El 60 ó 65% correrá a cargo de la unidad de networking y seguridad, mientras que las otras dos suponen un 15% cada una”, explica Hugo Fernández.
La unidad de almacenamiento (ILM) incluye soluciones para administrar información generada por cualquier organización, desde su creación hasta su eliminación, mediante estrategias de administración del ciclo de vida de la información. EMC y Legato son los fabricantes englobados en esta división.
La virtualización permite que múltiples usuarios compartan los mismos recursos físicos o utilicen un conjunto de ellos como si fuera uno sólo. Las marcas que acompañan a Magirus en este proceso son: VMware, DataCore, PlateSpin, RedHat y PolyServe.

Especialización y complementariedad
Magirus se define como un proveedor de servicios que aporta un valor a sus productos. Para el responsable para España, su estrategia se basa en la especialización y la complementariedad. “Cada unidad de negocio tiene su propia entidad. No queremos ser distribuidores de cajas y volumen aportamos un valor que se fundamenta en ayudar a nuestros partners donde éstos no tienen el now how necesario. No queremos sustituir a nuestros partners sino ayudarles a formarse y a estar al día de la tecnología”.


Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios