Actualidad | Noticias | 05 JUN 2001

Lucent debe encontrarse a sí misma (Opinión)

Rotas las conversaciones de fusión entre Lucent Technologies y Alcatel, Lucent deberá reflexionar sobre la dirección que tomará, en qué desea convertirse y si será posible lograrlo. El mantenimiento de las negociaciones es claro indicio de que los responsables de la firma no confían en la eficacia de su plan para sacar a Lucent de la crisis.
Comunicaciones World
Tras el abortado intento, Lucent probablemente regresará a la ejecución de la revisión de su estrategia para racionalizar sus operaciones, reducir costes estructurales y mejorar la eficiencia. Su presidente y CEO (Chief Executive Officer), Henry Schacht, declaró, durante el anuncio de los ingresos de la compañía durante el segundo trimestre, que el plan –basado en siete puntos y diseñado con el propósito de ahorrar 2.000 millones de dólares anualmente en gastos mediante acciones como reducción de puestos de trabajo, racionalización de productos y disminución de costes financieros- está dando los resultados esperados. Sin duda, los comentarios de Schacht tuvieron un efecto positivo sobre los analistas: las acciones de Lucent subieron tímidamente pese a que la compañía reportó unas pérdidas de 3.700 millones de pesetas.

Pero las conversaciones con Alcatel y el fracaso final de la tentativa de fusión no puede haber dejado en los clientes, suministradores, socios e inversores de la compañía una buena impresión sobre su futuro. El hecho de que Lucent haya llegado a considerar un matrimonio ya sea con Alcatel o cualquier otro –aunque se adorne describiendo la operación como “fusión entre iguales”, sin premio alguno para los accionistas- indica que el plan de reestructuración “de siete puntos” no es suficiente para dirigir la nave.

En el fondo, Lucent esperaba, y puede que siga haciéndolo, ser rescatada. El asunto con Alcatel revela que los responsables de la compañía no confían realmente en su capacidad para seguir caminando en solitario. El resto del año será un tiempo de prueba para Lucent. La firme intentará concentrarse en los negocios de mayor crecimiento y conservar la fidelidad de sus clientes mientras la posibilidad de ser comprada por algún competidor o sucumbir finalmente se cierne sobre su cabeza.

Dejando a un lado cualquier plan de “siete puntos” o potenciales compradores, la principal tarea de Lucent ahora es ganar, en el caso de los primeros, y reconquistar en el de los segundos, la confianza de nuevos y existentes clientes, a los que habrá de convencer de la viabilidad de su negocio a largo plazo.

Jim Duffy (IDG Communications)

www.lucent.com


Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios