Actualidad | Noticias | 27 SEP 2000

Los servicios IP continuarán creciendo hasta límites insospechados, según el último estudio de Frost & Sullivan

Este estudio considera que las redes privadas virtuales (VPN) basadas en IP serán uno de los sectores con más rápido crecimiento con respecto al resto del mercado de las telecomunicaciones, como prueba del número empresas que están incorporando estas tecnologías.
Arantxa Asenjo
Ian Rowlands, analista de Frost & Sullivan, vaticina el futuro dominio de Europa, Oriente Próximo y África (EMEA) con unos ingresos que pasarán de los 658 millones de dólares en 1999 a los 14,5 billones en 2006.

A nivel geográfico, Europa Occidental ocupa los primeros puestos, con un 82,2% del mercado EMEA. Respecto a los usuarios finales, las industrias financieras y de alta tecnología se han convertido en los principales consumidores de este tipo de redes, como consecuencia de las mejoras en la seguridad de las redes IP, así como por un mayor ahorro. El autor del informe resalta que las VPN sobre IP ofrecen un ahorro considerable en comparación con un circuito privado similar basado en WAN.

Frost & Sullivan apunta una cierta tendencia de las empresas a ofrecer sus servicios de red mediante outsourcing. El aumento en el número de extranets que se están instalando en las corporaciones para comunicarse con sus proveedores y clientes es uno de los factores a los que se debe este crecimiento.

Rowlands destaca que la tecnología VPN IP está siendo principalmente utilizada para la transferencia de datos entre varios puntos de una misma compañía. Gracias al alto nivel alcanzado en la calidad de VoIP, el porcentaje de tráfico de voz sobre VPN IP, está creciendo significativamente. “Creemos que el 75,8% de las VPN estarán basadas en IP para el año 2006”, explica Rowlands.


Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios