Actualidad | Noticias | 13 MAY 2009

Los operadores reclaman una normativa más coherente que fomente la inversión, innovación y competitividad

Las telecomunicaciones se han convertido en el eje de la economía y así es visto por las principales operadoras del país que se definen como el "motor que ayudará al país a salir de la crisis". Pero para ello reclaman a la Administración que no obstaculice sus negocios con nuevos impuestos. Reclaman una normativa más coherente que fomente la inversión, la innovación y la competitividad.
Juana Gandía

La crisis ha llegado a todos los sectores y el de las telecomunicaciones no ha sido una excepción. Sin embargo, la situación financiera a la que se enfrenta este mercado es muy diferente al del resto de la industria ya que ha sido uno de los menos afectados. Inversión, innovación y competitividad son las claves que los operadores consideran esenciales para que sigan siendo el motor de la economía española y puedan convertirse en el elemento dinamizador que ayudará al país a salir de la actual situación. Y para esto, reclaman de la Administración un mayor apoyo, una regulación más coherente y justa que no les grave “con más cargas fiscales”. Estas han sido algunas de las conclusiones que se han expuesto en la reunión que han mantenido los cuatro operadores con red propia de España (Telefónica, Vodafone, Orange y Yoigo) con motivo de XI Encuentro del Sector de las Tecnologías de la Información y la Comunicación que se ha celebrado ayer y hoy en Madrid.

La sesión fue abierta por Félix Bonmatí, director general de Everis, quien manifestaba la situación en la que se encontraba actualmente el mercado donde se ha producido una desaceleración tanto en ingresos como en inversiones, donde las empresas están optando por compartir sus activos de red y la estrategia tiende hacia un reajuste comercial que adapte la oferta a las necesidades de los clientes, “ya que el compromiso social y el acercamiento con el cliente van a ser elementos claves. La inversión también va a ser fundamental, sobre todo en el despliegue de nuevas infraestructuras, que permitirán el desarrollo de la economía, pero esta inversión debe hacerse ajustándola a la realidad, sin perder de vista la cuenta de resultados”.

A pesar de que las previsiones de los analistas apuntan a que esta situación de desaceleración se va mantener a lo largo de este año, las operadoras se muestran optimistas ya que consideran que su situación es diferente a la de otras industrias. “No somos totalmente inmunes a las situación actual pero nos caracterizamos por nuestra gran capacidad de adaptación. Además nuestra situación es muy diferente a la de otras industrias. Estamos menos afectados económicamente y nos posicionamos como un elemento clave para ayudar a salir de estos difíciles momentos”, explica Enrique Carrascal, director de Operadores y Regulación de Telefónica España.

Enrique Gómez, director de Estrategia de Negocio de Vodafone ha definido este sector como el motor “que ha sido, es y será el que mueva la economía del país, un motor que ha evolucionado muy rápidamente durante los últimos cien años y que lo seguirá haciendo, por lo que habrá que tener una perspectiva con visión de futuro. Estamos en un momento clave en la que nos jugamos mucho. Nos estamos jugando nuestra posición en esta nueva ola que se está iniciando y el papel que desempeñe España en los próximos años dependerá de las iniciativas que ahora se pongan en marcha”.

Para conseguir estos objetivos, las operadoras opinan que se precisa fomentar la inversión, la innovación y la competitividad pero para ello es necesario contar con “un marco regulatorio favorable y una Administración que no ponga obstáculos, que ponga en marcha planes de acción que ayuden a salir de la crisis. Las empresas estamos dispuestos a invertir si el marco es favorable, sin tasas que penalicen al mercado”, comenta Fernando Ballestero, secretario general de Orange. Para que este marco sea favorable, los operadores reclaman que el Gobierno ponga en marcha una política que fomente la inversión y la competencia en el entorno TIC ya que esto será lo que permita incrementar la productividad. Para Johan Andsjö, consejero delegado de Yoigo, “no es una buena política el incrementar las cargas fiscales con nuevos impuestos que no tienen que ver con nuestro mercado”. En su opinión considera que se deberían reducir los precios del usuario final “ya que somos de los más caros de Europa".

La clausura de las jornadas ha corrido a cargo de Jesús Banegas, presidente de Aetic, quien se muestra optimista respecto al futuro y al papel que desempeña el sector de las Telecomunicaciones en España como motor de progreso de futuro, ya que “somos capaces de generar recursos y valor”. Y para ello, reclama a las Administraciones un mayor apoyo y una normativa adecuada y estable a corto, medio y largo plazo que nos permita llevar a buen término el reto que hemos asumido”. Estas peticiones han sido plasmadas en una declaración que han realizado los principales agentes del sector (Aetic, Asimelec, Coit, Coitt y Redtel) a la Administración con motivo del Día Mundial de las Telecomunicaciones y Sociedad de la Información que se celebrará el próximo 17 de mayo.



Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios