Actualidad | Noticias | 05 JUN 2011

Los ingenieros piden que se siga investigando el efecto de la telefonía móvil sobre la salud

El Colegio Oficial de Ingenieros de Telecomunicación (COIT), en relación a la clasificación 2B (posible agente cancerígeno sobre las personas) de los campos electromagnéticos de los teléfonos móviles por la International Agency for Research on Cancer (IARC), perteneciente a la Organización Mundial de la Salud (OMS), pide que se siga investigando y que este tema sea tratado con responsabilidad y rigurosidad por parte de todos.
Network World

 
El Colegio Oficial de Ingenieros de Telecomunicación (COIT) recuerda al respecto que el Real Decreto 1066/2001, de 28 de septiembre, que aprueba el reglamento que establece condiciones de protección del dominio público radioeléctrico, restricciones a las emisiones radioeléctricas y medidas de protección sanitaria frente a estas, establece los límites de exposición a campos electromagnéticos de la telefonía móvil que recomienda la Unión Europea y que la Organización Mundial de la Salud reconoce como seguros para garantizar la protección sanitaria. El respeto a estos límites tanto por las antenas de telefonía móvil (estaciones base) como los teléfonos móviles y el cumplimiento exhaustivo y riguroso de los mecanismos de control existentes son actualmente la garantía ofrecida a los ciudadanos.

ingenieros telefonia movilAnte la evidencia limitada hallada por la OMS, los ingenieros de telecomunicación animan a seguir investigando realizando más estudios a largo plazo, ya que ésta es la propia esencia de la actividad científica y del desarrollo del conocimiento como en cualquier otro ámbito de la sociedad. El COIT como colectivo representante de los ingenieros de telecomunicación, con muchos profesionales expuestos en su actividad laboral a campos electromagnéticos, es el primer interesado en que se investigue y se informe adecuadamente sobre los hallazgos encontrados.

Con respecto a la inclusión del uso del teléfono móvil en la categoría 2B, los ingenieros de telecomunicación recuerdan que en esta clasificación se encuentran, entre otros, agentes como el café o los polvos de talco, productos de uso cotidiano y la fibra de vidrio utilizada en determinadas actividades profesionales. Además, dada la alarma social que se genera con los temas relacionados con la salud, piden que sean tratados con responsabilidad y rigurosidad por parte de todos.

Finalmente, el COIT asegura asumir las disposiciones y recomendaciones de la OMS en esta materia como lo ha venido haciendo hasta ahora, como máximo organismo responsable en sanidad pero pone en valor  la importancia de las telecomunicaciones en general, y de la telefonía móvil, en particular, para el progreso de la sociedad.



Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios