Actualidad | Noticias | 27 FEB 2001

Los abogados de Microsoft apenas consiguen partidarios entre los jueces del Tribunal de Apelaciones

Los abogados de Microsoft insistieron ayer lunes ante los siete jueces del Tribunal de Apelaciones del Distrito de Columbia en que la empresa de Bill Gates no es un monopolio en el mercado del `software` y que no han trabajado para eliminar la competencia en el sector, según explicó el principal abogado de Microsoft, Richard Urowsky, durante la primera sesión de una audiencia de dos días.
Comunicaciones World

Los jueces asediaron con preguntas al equipo del abogado de Microsoft y no mostraron simpatías por revocar la decisión del juez Thomas Jackson de ordenar la división de la compañía en dos, según informa el diario `The Wall Street Journal` en su edición online.

"No veo como pueden lograr una marcha atrás", señaló el juez David Tatel durante las primeras argumentaciones sobre las batallas de Microsoft con Netscape, su competidor más importante en el mercado de buscadores de Internet. En otro momento, el juez Douglas Ginsburg acusó a la compañía de usar unas tácticas de "bombardeos de saturación" contra de Netscape.

El único apoyo que logró Urowsky fue del juez A. Raymond Randolph, quien preguntó, "¿Y si Microsoft pensó que Navigator podía amenazar a Windows? ¿No sería eso suficiente para competir agresivamente?". Urowsky estuvo de acuerdo: "Yo creo que es suficiente, si Navigator fue visto como un fuerte competidor potencial, había que dar pasos competitivos para competir con él", dijo.

Por su parte, el ayudante del subsecretario de Justicia, Jeffrey Minear, señaló en nombre del Gobierno, que Microsoft gastó enormes cantidades de dinero para promover su buscador ahogando a los demás competidores. "La compañía usó su poder monopolístico para impedir la competencia", indicó Minear.

Urowsky se defendió de estas acusaciones ofreciendo pruebas que indicaban que Netscape no estaba siendo dañado por Microsoft. Entre 1996 y 1998, "los usuarios de Netscape crecieron de 15 millones a 33 millones", subrayó Urowsky. "Millones de personas eligieron Netscape", a pesar del hecho de que Explorer estuviera incluido en Windows, manifestó.

En el apartado de la presunta parcialidad del juez Jackson en la primera investigación del caso, el Departamento de Justicia, en representación del Gobierno, mostró su desacuerdo por la posición tomada por Microsoft.

Según el citado periódico, los expertos consideran que pueden prevalecer algunas de las argumentaciones de Microsoft y revocar la decisión del juez Jackson de escindir la compañía. Pero algunas de las acusaciones del Gobierno pueden mantenerse, lo que dejaría en manos de la Administración Bush y de su recién nombrado jefe antimonopolio del Departamento de Justicia, Charles James, la decisión de si deben llegar a un acuerdo sobre el caso.

(EP)


Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios