Actualidad | Noticias | 15 DIC 2009

Las pymes españolas no invierten en formación

Tags: Actualidad
Sólo un 12 por ciento de las empresas utilizan los fondos para formación continúa bonificada. Ésta es una de las principales conclusiones que se desprende del último informe de Garben, en el que también se asegura que las PYMES son las principales causantes de esta situación.
Bárbara Madariaga

El sistema de formación continúa bonificada se basa en poner a disposición de las empresas interesadas una cantidad de dinero para financiar la formación total o parcialmente. Pues bien, según el informe de Garben, este sistema sigue estando  infrautilizado por las empresas españolas. Cabe señalar que en 2008 los recursos para formación totalizaron 575 millones de euros, una cantidad todavía pequeña si tenemos en cuenta que 1,4 millones de empresas, o lo que es lo mismo, el 88 por ciento del sistema empresarial español, siguen sin participar en este sistema.

Las cifras del informe señalan a las empresas de menos de 10 trabajadores, como las principales causantes de esta situación. En 2008, sólo el 8 por ciento del total de este tipo de empresas, apenas 121.821, usó parte de estos fondos públicos. El porcentaje sube hasta el 37 por ciento en el caso de las PYMES de 10 a 250 trabajadores. Cifras todavía muy lejanas al 81 por ciento de grandes empresas (más de 250 trabajadores) que hicieron uso de los fondos para formación.

“Esto resulta paradójico, ya que este sistema tiene como principal objetivo mejorar el acceso de las empresas, especialmente las PYMES, a la formación”, señala Manuel Garrido, presidente de Garben, quien continúa asegurando que “las causas que explican esta situación son el desconocimiento de la existencia de estos fondos y la falta de recursos propios, de capital y humanos, para utilizarlos”.

No obstante, y como nota positiva, destaca el hecho de que las empresas que sí participan en el sistema consumen, en un alto porcentaje, los fondos que se les destinan. De esta forma, en 2008, las empresas que financiaron su formación con estas dotaciones consumieron el 67,8 por ciento del crédito disponible, 390,4 millones de euros, y el 98 por ciento de ellas lo hizo a través de las denominadas entidades colaboradoras.

El informe de Garben también indica que durante el año 2008 se formaron casi 2 millones de trabajadores gracias a este sistema.

En cuanto a los contenidos formativos más demandados, son los idiomas, sobre todo el inglés;  la prevención de riesgos laborales; las habilidades directivas y la gestión de recursos humanos, y la ofimática e informática, como las materias principales a las que se destinan los fondos de formación continua bonificada.



Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios