Actualidad | Noticias | 05 ABR 2001

Las operadoras UMTS quieren que la UE posponga la aprobación de una normativa de telecomunicaciones

Un total de 30 operadoras concesionarias de licencias de telefonía móvil de tercera generación (UMTS), entre ellas Telefónica y Amena, han enviado a los ministros de Telecomunicaciones de la UE una carta en la que piden que pospongan la aprobación del "paquete telecomunicaciones" para dar tiempo a más consultas con el sector.
Arantxa G. Aguilera

La carta está firmada por responsables de 30 compañías, entre ellos el presidente de Telefónica Móviles, Luis Lada, y el consejero delegado de Amena, Belarmino García. El director de la patronal europea de operadoras, ETNO, Michael Bartholomew, explicó que las reticencias del sector giran en torno a la definición de "poder significativo de mercado". Las compañías no aceptan ninguna de las propuestas que están en este momento sobre la mesa, dijo Bartholomew.


El Consejo de Ministros de Telecomunicaciones de la UE trata en estos momentos de llegar a un acuerdo sobre la definición de "posición dominante", que permita dar luz verde a la directiva marco de telecomunicaciones, una segunda norma sobre interconexión y una tercera sobre autorizaciones.

Las distintas propuestas de definiciones, afirman las compañías en su carta, "amenazan con extender la regulación específica de un sector para cubrir nuevas tecnologías como la tercera generación". "También tendrán un serio efecto de detrimento para las redes de segunda generación (GSM)", añade. Sin embargo, Bartholomew admitió que tampoco el sector de telecomunicaciones ha dado con una definición adecuada para definir la `posición dominante`, por lo que pide más consultas con la Comisión Europea y que el acuerdo sobre las normas se aplace hasta junio.

LEGISLACION NO INTERVENCIONISTA.

Las operadoras rechazan que se adopte una legislación sectorial de competencia para la telefonía móvil, con lo que se acercan a las posiciones de la Comisión Europea, que quiere que el sector se rija, lo más posible, por las normas generales de Competencia, admitió el director de ETNO. "El mensaje es que si quieren que sigamos invirtiendo, necesitamos una legislación no intervencionista", añadió.

Bartholomew hizo hincapié en que, tras las grandes cantidades pagadas por las operadoras por las licencias UMTS, el sector necesita ahora una legislación lo menos intervencionista posible para fomentar las inversiones. En su carta, las operadoras recuerdan que el Consejo Europeo de Estocolmo dio mandato de crear una política marco que apoye la telefonía de tercera generación.

"Una parte esencial de este proceso es el establecimiento de un marco regulatorio que evite someter al sector a una excesiva legislación `ex ante`, tal como controles de precios", afirma la carta. Las operadoras afirman que su preocupación es que Europa mantenga el liderazgo en telefonía móvil, para lo que serán necesarias inversiones masivas.

(EP)


Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios