Actualidad | Noticias | 12 MAR 2009

La videoconferencia es una tecnología todavía por descubrir

La videoconferencia ofrece grandes ventajas como la reducción de costes en viajes a las empresas pero éstas aún ven en esta tecnología ciertos inconvenientes que las hace no decantarse por ella, según pone de manifiesto un estudio europeo realizado por Easynet. La falta de personal especializado, el coste de implmentación y el caracter impersonal son algunas de las causas que argumentan para no incorporala a sus estructuras de TI.
Network World

Un informe europeo realizado por Easynet pone de relieve las grandes ventajas que ofrece la videoconferencia a las empresas, aunque dos tercios de las organizaciones europeas encuestadas manifiesta no tener previsto implementar este tipo de soluciones en sus infraestruc turas. Sin embargo, el 87% sí que afirma conocer su gran potencial para garantizar ahorro de costes.

Algunas de las explicaciones que ofrecen aquellos que no están incorporando soluciones de videoconferencia destacan la falta de personal especializado y el coste de la tecnología. Alrededor de un 25% de las empresas están preocupadas tanto por el desembolso inicial como por el tiempo y el coste destinado a la migración de su actual sistema. Por otra parte, casi una cuarta parte de las empresas afirman que la vídeoconferencia es demasiado impersonal como para crear un entorno productivo y agradable. Denis Planat, Chief Operating Officer de Easynet Global Services cree que “ahorrar dinero y mejorar la eficiencia son objetivos comunes para cualquier empresa, pero el potencial de la videoconferencia ha sido pasado por alto. Históricamente, los aspectos relacionados con el coste, la complejidad y la calidad de estas soluciones han frenado a las empresas, pero la tecnología para reuniones virtuales disponible hoy en día superan todas las expectativas, mejorando y transformando la forma en que trabajamos“.

El informe también destaca que las empresas que ya han integrado esta tecnología, no están aprovechando todo su potencial, ya que el 21% comentan que el uso de videoconferencia es demasiado complicado. Entre los beneficios que encuentran las empresas que ya la han implementado destacan: la reducción en gastos empresariales, los tiempos de respuesta y la rapidez en la toma de decisiones. Más del 60% de las empresas europeas opinan que los recortes presupuestarios destinados a viajes de negocio ha sido la principal causa que ha impulsado el uso de la tecnología de videoconferencia. El ahorro de tiempo y dedicación relacionado con los viajes es un dato muy importante para el 59% de los directivos entrevistados, así como la posibilidad de poder organizar reuniones con rapidez, lo que incrementa la productividad.

El impacto medioambiental de los viajes es también un factor clave a tener en cuenta por el 31% de los encuestados. Todos coinciden en destacar que la reducción de emisiones de CO2 es una ventaja muy importante que aporta esta tecnología.



Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios