Actualidad | Noticias | 13 DIC 2001

La Unión Europea deja en manos de los Estados miembros el control del mercado de las telecomunicaciones

El parlamento europeo ha aceptado actualizar y simplificar la actual normativa de comunicaciones en todo el territorio de la Unión. Aprobada bajo la presidencia de turno belga, la Comisión Europea se convierte, de este modo, en mero supervisor de las actuaciones llevadas a cabo en este sector por los países miembros.
Comunicaciones World
El Parlamento Europeo ha aprobado en segunda lectura varios informes sobre el sector de telecomunicaciones e Internet con el objetivo de facilitar la competencia a través de la creación de un mercado interior en este ámbito. Entre ellas destaca la polémica decisión de dejar a los Estados miembros de la Unión el control sobre este mercado, que se esperaba que lo tuviera de forma centralizada la Comisión.

La actualización de la normativa europea en el campo de las telecomunicaciones permitirá a la Comisión requerir a las autoridades reguladoras nacionales la retirada de decisiones que pudieran perjudicar al funcionamiento de mercado único. Las nuevas medidas prevén la posibilidad de coordinar las diferentes normativas vigentes sobre el espectro radioelétrico en Europa. Según la Comisión, la nueva política será decisiva para evitar la fragmentación del mercado europeo.

En esta directiva marco sobre la regulación del sector, el punto más conflictivo fue el referente a las competencias de las distintas autoridades responsables del control y supervisión. El nuevo marco confiere un amplio poder de intervención a las autoridades nacionales de regulación con lo que, según la UE, se ofrece más flexibilidad y permite seguir de cerca la evolución del mercado.

“Los Estados miembros y el Parlamento Europeo han acordado adoptar los principales elementos de la agenda de Lisboa antes de fin de año. Este acuerdo es un paso importante para el desarrollo económico y del empleo en Europa ", señaló Erkki Liikanen, comisario europeo para la sociedad de la información. La decisión adoptada por las instituciones europeas mantiene la línea adoptada por los Quince el año pasado en Lisboa y del plan de acción eEurope.

"Disminuir los obstáculos regulatorios y la creación de un mercado europeo más asequible y dinámico son requisitos imprescindibles para desarrollar una economía europea basada en el conocimiento. Las nuevas medidas adaptaran las leyes existentes para conseguir la convergencia entre las telecomunicaciones, las TI y los medios de comunicación. La Comisión es consciente de que a través de múltiples terminales los ciudadanos pueden integrarse en la Sociedad de la Información”, continuó el representante europeo.

El reglamento, que potenciará la competencia en el territorio de la Unión, afectará principalmente a los operadores dominantes. Entre las medidas a adoptar se encuentran la simplificación de las normativas nacionales para promover la competencia, el establecimiento de un marco jurídico para asegurar la disponibilidad y el uso eficiente del espectro radioeléctrico.

La Comisión jugará un papel arbitrario en el mercado de las telecomunicaciones europeas. El organismo europeo deberá tener conocimiento de las decisiones tomadas por las autoridades nacionales que afecten a los operadores de los estados miembros. Sin embargo, será papel de cada país asegurar los métodos de apelación a las posibles resoluciones adoptadas por éstos.

Por último, el parlamento también ha recomendado a los Estados miembros que promuevan el uso de estándares europeos de receptores digitales integrados en los aparatos de televisión.


Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios