Actualidad | Noticias | 19 OCT 2004

La UE planea endurecer sus leyes de retención de datos

En lo que parece constituir un acto para reforzar la lucha contra el terrorismo, la Unión Europea planea poner en vigor una nueva legislación que obligará a las operadoras de telecomunicaciones a mantener tráfico de datos durante doce meses.
Comunicaciones World
En caso de aprobarse esta legislación, proveedores de servicios como America Online tendrán que gastar importantes cantidades de dinero al año para almacenar decenas de terabytes de información, incrementando los costes de las comunicaciones, lo que, inevitablemente, redundará en precios más elevados para los usuarios. También supondrá, sin duda, la necesidad de resolver complejos conflictos con las organizaciones de protección de la privacidad de datos. No obstante, un marco normativo de estas características también tendrá implicaciones positivas, dado que armonizará las políticas de retención actualmente existentes en los diferentes países miembros.

La propuesta sobre la que se asentaría la nueva legislación requiere que los centros de los proveedores de servicio almacenen el tráfico de datos durante un año. Y la información a preservar va mucho más allá que la exigida en los registros de llamadas telefónicas de voz convencionales: momento de inicio, momento de finalización, identificación del llamante, número de destino y duración de la llamada. También habría que almacenar lo que es leído, recibido, buscado, en qué páginas, en qué fechas y por cuánto tiempo.

La cantidad de datos de la que se estaría hablando es abrumadora. Un portavoz de AOL ha asegurado que requeriría 40 millones de dólares tan sólo preparar un sistema capaz de realizar esta tarea, y 14 millones más operarlo. AOL soporta unos 392 millones de sesiones de media al día y envía unos 597 millones de correos electrónicos diariamente. Para almacenar esta información se requieren unos 100 CD diarios y capacidad para 24TB de datos en un año. Según este proveedor la cantidad total de datos que habrían de colectarse en los centros de los proveedores de servicios de la UE sería de cientos de terabytes, y todo ello debería ser antes organizado e indexado para que pueda ser recuperado mediante búsquedas de manera efectiva.

Según la normativa vigente en la actualidad, los datos no han de ser necesariamente recolectados. Por ejemplo, no existe razón para que un proveedor de acceso a Internet de banda ancha almacene información sobre acceso a sitios y su duración.




Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios