Actualidad | Noticias | 06 FEB 2001

La reducción en los resultados de Cisco para el segundo trimestre no será una sorpresa

Aunque Cisco Systems aún no ha dado a conocer sus resultados de su segundo trimestre fiscal, finalizado el pasado 31 de enero, el mercado sabe, incluso por boca del propio CEO de la compañía, que no se cumplirán las expectativas. Generalmente, los inversores esperan con ansia este informe aunque en esta ocasión temen los datos.
Comunicaciones World
Esto se debe en parte a los recientes comentarios de John Chambers, CEO de la compañía, a cerca del impacto que la desaceleración de la economía tendrá sobre sus resultados. La estrategia de Chambers ha sido fijar expectativas a la baja antes de anunciar los resultados, lo cual es un movimiento prudente porque, independientemente de los resultados, será un gran día para el resto de las compañías tecnológicas. "Es el mejor índice macroeconómico para el mercado empresarial", dice Seth Spalding,
analista senior de telecomunicaciones en Epoch Partners. El nerviosismo del mercado ante los resultados del informe ha provocado una bajada en las acciones de Cisco de 88 centavos.

La opinión de Wall Street, según First Call/Thomson Financial, es que la compañía va a ganar 19 centavos por acción, con ingresos de alrededor de los 7,2 billones de dólares. El mercado de valores norteamericano ansía oír a Cisco, porque, aunque algunos observadores consideran que la previsión de compañía resultará a la baja, aún hay que ver cuanto. "Todo el mundo espera una reducción", asegura Spalding; "incluso si descienden entre un 30 y un 40%, no habrá sorpresas".

Steve Kamman, director ejecutivo de infraestructuras Internet y networking en CIBC World Markets, piensa que la compañía tiene dos opciones: "pueden decir que se les viene el cielo encima, como hizo Corning, o pueden hacer como Nortel y decir que las cosas mejorarán en el tercer y cuatro trimestre. Creo que harán lo último".

Aunque los números de Cisco reflejarán de algún modo el estado del resto de la industria de TI, también manifestarán el impacto de sus competidores, como Juniper Networks.

El mayor reto al que ha de hacer frente Cisco es la transición del mercado empresarial al de las telecomunicaciones, en el cual tendrá que competir con gigantes como Nortel y Lucent. Durante los últimos tiempos, Cisco ha estado llevando a cabo una estrategia de adquisiciones, pero ninguna de sus más recientes compras implica un paso hacia el mercado de las telecomunicaciones, por lo que los días que se le avecinan, deberá realizar aún mayores esfuerzos.

www.cisco.com


Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios