Actualidad | Noticias | 10 FEB 2005

La preocupación por la privacidad podría eclipsar las ventajas de RFID

Un estudio de Capgemini revela que más de la mitad de los consumidores europeos están preocupados por la violación a su privacidad que pudiera representar la identificación por radiofrecuencia (RFID, aunque están dispuestos a comprar productos con esta tecnología si se demuestran algunas de sus ventajas.
Comunicaciones World

Según el informe, realizado por Capgemini en febrero 2005 mediante entrevistas a más de 2.000 consumidores de Reino Unido, Francia, Alemania y Países Bajos, un 55% de los encuestados están preocupados en mayor o menor grado por si las etiquetas RFID pudieran permitir a las empresas seguir el rastro de las personas a través de la compra del producto, mientras que a un 59% les preocupa que dichos sean libremente utilizados por terceros.

Sin embargo, muchas de las preocupaciones mencionadas, como la creencia de que las etiquetas se pueden leer a una cierta distancia (citada por el 52% de losencuestados), son infundadas, asegura Cap Gemini, y, probablemente, provienen del poco conocimiento que los consumidores europeos tienen de RFID. A pesar del hecho de que los consumidores ya se están beneficiando de algunos usos europeos de estas tecnologías, como los pases para peajes de autopistas y pagos en gasolineras, la investigación reveló que apenas un 18% de los encuestados europeos habían oído hablar de esta tecnología.

Según Ard Jan Vethman, responsable de RFID del Sector Global de Manufacturing, Retail y Distribución de Capgemini, "existe una gran variedad de opiniones de los consumidores europeos sobre el impacto que el RFID tendrá en la privacidad, comparativamente con otras tecnologías. Un 46% de los consumidores europeos cree que RFID tendrá un mayor impacto en la privacidad que las tarjetas inteligentes, pero solamente un 34% cree que tendrá mayor impacto que los teléfonos con cámara fotográfica y un 42% cree que tendrá un mayor impacto que las tarjetas de fidelización”.

Con todo, la mayoría de los encuestados se muestra predispuesta a comprar productos con RFID si esto significase una reducción potencial del robo de coches (un 70% de los encuestados), una recuperación más rápida de los artículos robados (un 68%) y una mejora en la seguridad de la prescripción de fármacos (un 63%). Los consumidores identificaron como importantes ventajas adicionales de la tecnología la mejora de la seguridad y de la calidad de los alimentos; una mejora en la gestión de devoluciones y reclamaciones en tienda; y un paso más rápido por caja en las tiendas. Entre los que están familiarizados con RFID, la mayoría lo ven como una tecnología favorable o todavía no tienen una opinión formada al respecto. Solamente un 8% de los consumidores europeos tienen actualmente una opinión desfavorable acerca de RFID.

Vethman asegura que "el momento es idóneo para que las compañías definan su estrategia y realicen un análisis razonado del negocio para la adopción de RFID. Debido al alcance y al impacto que la RFID tendrá en las operaciones, la mejor forma de realizar el despliegue será de forma controlada, y con un acercamiento paso a paso. En paralelo a este proceso de planificación estratégica, las organizaciones deben considerar acciones para educar a los consumidores sobre sus planes. Es clave para las empresas reconocer y acentuar las ventajas que importan más a los consumidores para que el retorno de las inversiones en RFID sea mayor”.



Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios