Actualidad | Noticias | 17 MAR 2009

La penetración de las TIC entre los autónomos sigue creciendo

El ordenador se ha convertido en una herramienta de trabajo habitual entre los autónomos españoles y así lo pone de manifiesto un informe realizado por Fundetec. El 68,1% utiliza el ordenador y un 60,4% dispone de conexión a Internet para el desarrollo de su actividad profesional, lo que representa una mejora del 13,3% y del 19%, respectivamente, en relación con los datos obtenidos en 2006. Sin embargo, se advierte de la importancia que tiene este colectivo en la economía española y que es preciso fomentar aún más el uso de las TIC.
Network World

Los datos aportados por el estudio de Fundetec, realizado en colaboración con la Federación Nacional de Trabajadores Autónomos (ATA), la Unión de Profesionales y Trabajadores Autónomos (UPTA) y el Observatorio Nacional de las Telecomunicaciones y la Sociedad de la Información (ONTSI) de Red.es, revelan una evolución positiva en la adopción de las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC) por parte de los autónomos españoles. Sin embargo, para Alfonso Arbaiza, director general de Fundetec, “el hecho de que 3 de cada 10 autónomos aún no dispongan siquiera de un ordenador personal invita a reflexionar sobre cómo conseguir que este colectivo en su totalidad tome conciencia de la necesidad de integrar las TIC en sus negocios para que éstos adquieran los niveles de productividad y eficiencia necesarios para poder competir en un mercado cada vez más globalizado”.

A finales de 2008, 3.319.188 estaban inscritos en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos, lo que supone que hay más trabajadores pertenecientes a este colectivo que empresas de menos de 10 empleados, que representan el 94% del total según el Directorio Central de Empresas (DIRCE). Por ello, “mejorar su competitividad es prioritario para nuestro sistema económico, y conseguirlo es tarea de todos: de la Administración Pública, del sector tecnológico, de las asociaciones profesionales y sectoriales y de los propios trabajadores”, ha asegurado Arbaiza.

El informe sostiene que las tecnologías, y quienes las desarrollan e implantan, deben ser capaces de atraer a nuevos usuarios a través de soluciones y aplicaciones que mejoren la gestión y el desarrollo de su actividad profesional teniendo en cuenta las principales demandas de este colectivo: que sean sencillas de usar, adaptadas a su pequeña estructura y adecuadas a su capacidad económica. 

 Lorenzo Amor, presidente de ATA; Sebastián Muriel, director general de red.es; Alfonso Arbaiza, director general de Fundetec; Juan José Barrera, director general de Economía Social, Trabajo Autónomo y Responsabilidad Social de las Empresas del Ministerio de Trabajo e Inmigración; y Sebastián Reyna, secretario general de UPTA.El 60,4% de los autónomos (el 88% de los que tienen ordenador) utiliza habitualmente Internet. Del otro 39,6%, un 87,2% no considera que la Red sea una herramienta útil para su negocio, lo que se debe principalmente a la carencia de formación en tecnología que presenta este colectivo y al desconocimiento de los beneficios que las TIC pueden reportar a su actividad profesional.

El principal uso que hacen de Internet es la búsqueda de información (97,8%), seguido de las gestiones bancarias (77,5%), y el 71,3% lo considera un elemento básico para su relación con sus clientes y proveedores. Asimismo, cabe destacar que un 42,8% de los autónomos que acceden a la Red realiza operaciones o transacciones con la Administración Pública.

Un dato positivo es que casi el 100% de los autónomos con acceso a Internet utiliza el correo electrónico (el 51% del total), que puede acelerar determinados procesos de negocio, como la gestión de compras o la relación con clientes, ya que proporciona inmediatez y posibilita una mayor extensión de la comunicación de manera directa en un único acto. Otro dato que el informe considera optimista es que el 38% de los autónomos con equipamiento informático dispone de firma electrónica, y de ellos, más de la mitad factura electrónicamente, lo que abre el camino a la incorporación de nuevos servicios de valor añadido a la propia relación comercial.

Las aplicaciones más utilizadas, aparte de los programas de ofimática (el 98,1% de los autónomos con equipamiento informático los utiliza), son aquellas que soportan la gestión económico-administrativa, es decir, la contabilidad/facturación (49,8%) y las bases de datos (47,2%), además de los programas específicos de su actividad profesional. En este sentido, es relevante que el 51,2% de los autónomos dispone de aplicaciones y sistemas específicos para su negocio. Otras, como la gestión de clientes a través de programas CRM, son menos utilizadas (sólo por 1 de cada 10 autónomos que disponen de ordenador).

Como aspecto especialmente negativo destaca que tan sólo un 13,1% dispone de página web propia. En cuanto al uso de Internet como canal de comercialización, el 16,5% de los autónomos compra vía web (en el caso de las empresas de más de 10 empleados asciende al 21,4%, según datos del INE), y sólo un 2,7% practica la venta online (frente al 11% de empresas de más de 10 empleados), impulsado principalmente por captar nuevos clientes (90%) y reducir costes (96,1%).

Previsiones de futuro
El informe analiza también los beneficios que, en opinión de los autónomos encuestados, deberían aportar las TIC para que vieran incrementada su implantación entre este colectivo. En este sentido, destaca por encima del resto el ahorro de costes (96,1%), seguido de la mejora de la organización interna (85,2%), la comunicación con clientes y proveedores (66,7%), y los procesos de negocio (50,7%).



Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios