Actualidad | Noticias | 12 MAR 2012

La "nube personal" reemplazará al PC como centro de la vida digital

El reinado del PC como único dispositivo de acceso en las empresas está llegando a su fin. En 2014 la "nube personal" reemplazará al ordenador personal como centro de la vida digital de los usuarios, según Gartner.
Network World
 

Para la firma de investigación de mercados la nube personal abrirá una nueva era que aportará a los usuarios mayores niveles de flexibilidad, productividad y satisfacción en la utilización diaria de sus dispositivos. Sin embargo, obligará a las empresas a crear nuevas formas de entregar los servicios y las aplicaciones.

"Las principales tendencias en la informática personal han cambiado el escenario pasando de un mundo centrado en el PC a otro dominado por una amplia variedad de dispositivos que incluye smartphones, tablets y otros terminales”, asegura Steve Kleynhans, vicepresidente de investigación de Gartner. "Los servicios cloud emergentes se convertirán en el elemento que conecte la inmensa variedad de dispositivos de acceso elegidos por los usuarios para los diferentes aspectos de su vida diaria”.

Los pasados dos años han supuesto un verdadero torbellino de novedades en el espacio de la informática personal llevando a muchas organizaciones a preguntarse qué será lo próximo y en qué entorno tendrán que moverse dentro de cinco años. "Muchos llaman a este fenómeno la ‘era postPC’, pero no se trata tanto de que se produzca después del ordenador personal como de un nuevo estilo que permite a los usuarios utilizar la informática personal de formas nuevas para mejorar múltiples aspectos de sus vidas profesionales y personales”, afirma Kleynhans.

Varias tendencias se están combinando para modelar esta nueva era. Aunque en realidad tales tendencias cuentan ya con algunos años, es ahora cuando se están alineando de una nueva forma que propicia el cambio.

La nube personal sustituirá al PC“Consumerización”. Gartner lleva analizando la ‘consumerización’ de las TI bastante tiempo y ha visto su impacto en varios aspectos del mundo corporativo. Sin embargo, mucho de lo visto hasta ahora solo se puede considerar el comienzo de la gran tendencia que empieza a afectar a todos los aspectos de las TI a medida que coinciden en el tiempo diversos factores clave: los usuarios son hoy más expertos en tecnología y en consecuencia ponen mayores expectativas en sus dispositivos convirtiéndose en innovadores, al tiempo que aumentan sus posibilidades gracias a Internet, los medios sociales y el auge de teléfonos móviles potentes y asequibles.

Virtualización. La virtualización ha mejorado la flexibilidad y aumentado las opciones disponibles por las empresas para implementar entornos de cliente. Además, en alguna medida ha liberado a las aplicaciones de las peculiaridades de cada tipo de dispositivos, sistemas operativos e incluso arquitecturas de procesador. Asimismo ofrece una manera de llevar las aplicaciones y procesos desarrollados para el PC hacia un nuevo mundo emergente. Todo esto hace posible que dispositivos ligeros puedan acceder a recursos de gran potencia informática ampliando así su utilidad e incrementando el alcance de las aplicaciones con un consumo intensivo de procesamiento.

"App-ification".  Cuando cambia el modo en que las aplicaciones se diseñan, suministran y consumen por los usuarios, todos los aspectos del mercado se ven afectados, con un impacto profundo en el modo en que dichas aplicaciones se escriben y gestionan en los entornos corporativos. Crece además la portabilidad multiplataforma a medida que se utilizan pequeñas apps de usuario para adaptar aplicaciones residentes en la nube o en un servidor a las características específicas de cada dispositivo o escenario. Es decir, las aplicaciones pueden ser ahora expuestas en múltiples formas y en escenarios de uso diferentes según las elecciones del usuario.

Nubes ‘autoservicio’ siempre disponibles. La posibilidad de utilizar la nube para dar servicio a usuarios individuales abre un nuevo y completo mundo de oportunidades. Cada usuario puede ahora tener un conjunto de recursos casi infinito y escalable para todo lo que necesite hacer. Esto tiene un evidente y considerable impacto en las infraestructuras TI, pero también ofrece múltiples ventajas. Por ejemplo, los usuarios pueden ahora más que nunca controlar por sí mismos sus actividades digitales y elegir entre un amplio conjunto de aplicaciones, servicios y contenidos en la nube. De este modo, se genera una cultura de ‘autoservicio’ que los usuarios demandarán en todos los aspectos de su experiencia digital.

Movilidad total. Hoy los dispositivos móviles combinados con la nube pueden satisfacer la mayoría de las tareas informáticas y cualquier inconveniente que ello suponga se verá compensado fácilmente por la comodidad y flexibilidad que aportan. La aparición de interfaces de usuario más naturales, como las táctiles o gestuales, junto con el reconocimiento contextual y del habla, están permitiendo un nivel de interactividad mucho más rico y mayores cotas de libertad. Esto permitirá que, dependiendo del momento y el escenario de uso, cualquier dispositivo –de entre los muchos disponibles- se convierta en el principal para una determinada actividad.

"La combinación de todas estas tendencias, junto con los nuevos avances tecnológicos, está abriendo las puertas a la nueva era de la nube personal", explica Kleynhans. "En este nuevo mundo, los usuarios utilizarán una amplia variedad de dispositivos, quedando el PC convertido en uno más, pero no en el único ni el principal. Será la nube la que adopte ese rol protagonista”.

 


Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios