Actualidad | Noticias | 11 OCT 2005

La industria se une para desbloquear el desarrollo de 802.11n

Casi 30 de los principales fabricantes de equipamiento de LAN inalámbricas (WLAN) han formado un consorcio para poner fin al enfrentamiento que ha caracterizado el desarrollo del nuevo estándar 802.11n, que incrementa significativamente la velocidad de Wi-Fi.
Comunicaciones World

El consorcio, denominado Enhanced Wireless Consortium (EWC), pretende acelerar la ratificación de IEEE 802.11n mediante la introducción de su propia especificación. Entre sus 27 miembros se encuentran firmas que, como Atheros Communications, Broadcom, Cisco e Intel, representan una buena muestra de los dos grupos que han sido hasta ahora incapaces de llegar a un acuerdo en torno a 802.11n durante el proceso de estandarización emprendido por la IEEE.

Durante los pasados meses, dos grupos de compañías se han enfrentado abiertamente sobre la naturaleza y características de la especificación 802.11n, sin que ninguno de ellos haya conseguido la mayoría requerida por IEEE para sacar adelante sus proyectos.

La disponibilidad de una especificación del EWC garantizará la interoperatividad de la nueva generación de productos Wi-Fi de distinta marca y de distinta naturaleza, desde PC y dispositivos de mano a sistemas de red. La especificación soportará velocidades de hasta 600 Mbps, muy por encima de los 24 Mbps que llega a alcanzar hoy él estándar 802.11a. Garantiza, además, la interoperatividad con las redes 802.11a y 802.11g actuales, trabaja en la banda de 2,4 GHz y/o 5GHz y soporta tecnología MIMO 4x4, que es la tecnología básica en la que se apoyaban las dos propuestas de desarrollo del estándar 802.11n.

Las posición de origen de WwiSE defendía el uso de la estructura de canal de 20 MHz, la adoptada casi universalmente, dos antenas MIMO (Multiple-Input Multiple-Output ) en cada extremo del enlace inalámbrico y la introducción de cambios del nivel de control de acceso al medio (MAC) para potenciar la capacidad de proceso sobre un único canal a 135 Mbps. Su postura era apoyada por firmas como Broadcom, Conexant, STMicroelectronics y Texas Instruments.

TgnSync, por su parte, defendía, con el apoyo de compañías como Agere, Atheros, Intel, Sony y Qualcomm, la expansión del canal de 20 a 40 MHz para aumentar la capacidad de proceso a 315 MHz. Este cambio reduciría los canales disponibles de 22 a 11 en la banda de 5 GHz.


Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios