Actualidad | Noticias | 04 OCT 2005

La Diada de las Telecomunicaciones incide en la necesidad de invertir en las TI

La reciente publicación de los datos del Foro Económico Mundial 2005, en los que España se sitúa en el vigésimo noveno puesto en el ranking de competitividad económica, perdiendo seis puestos respecto al pasado año, ha dado la señal de alarma para que las empresas comiencen a invertir en tecnología. La celebración de la Diada de las Telecomunicaciones ha dado algunas pistas sobre cómo la inversión de TI puede contribuir a este desarrollo.
Encarna González

“A pesar de la huida de algunas empresas de Cataluña y, por ende, del estado español, estamos asistiendo a una consolidación del sector de las telecomunicaciones, un sector vivo y por el que tenemos que seguir apostando para favorecer un verdadero desarrollo socioeconómico”. Con estas palabras, Ferran Amago, decano del Colegio Oficial de Ingenieros Técnicos de Telecomunicaciones de Cataluña (COETTC), daba el pistoletazo de salida de la cuarta Diada de las Telecomunicaciones celebrado en el Palacio de Congresos de Fira de Barcelona y que ha reunido a casi 1.400 profesionales del sector.

En esta ocasión, el evento ha puesto de relevancia la consolidación de este sector con un marcado acento en su función como motor para el avance hacia la SI y, en especial, de la economía y el desarrollo empresarial. En este sentido, Ramón Palacio, director general de Red.es, ha apuntado la necesidad de que “los diferentes colectivos profesionales del sector de las telecomunicaciones se entiendan y trabajen en común para llevar adelante intereses comunes y colectivos de la sociedad”.

En esta línea, Palacio ha dado algunas pinceladas del nuevo Plan Avanza, iniciativa del gobierno estatal, para incentivar la demanda y que contará con cinco ámbitos de trabajo: los derechos digitales de los ciudadanos, la competitividad e innovación en las empresas, la mejora de la eficiencia en los procesos educativos gracias a las TI, los servicios públicos y las iniciativas de e-government y, por último, el desarrollo de infraestructuras de banda ancha. El responsable de Red.es ha matizado que este proyecto es un claro ejemplo de cómo los diferentes actores han de colaborar, por lo que “es un plan complementario a las diferentes iniciativas que se están llevando a cabo desde los distintos gobiernos locales”. Como ejemplo, Oriol Ferran, ha destacado el Plan Director de infraestructuras de telecomunicaciones que se impulsa desde la Generalitat catalana como un claro ejemplo “del compromiso que las administraciones han de tener con las telecomunicaciones y todo el sector de las TI en general”.

Las telecomunicaciones como motor
A lo largo de toda la jornada, la Diada ha contado con 14 mesas redondas en la que han participado más de 60 expertos en las diferentes líneas de debate abiertas y que han tenido lugar de manera simultánea. No obstante, uno de los puntos en los que muchos ponentes han hecho hincapié ha sido en la influencia de las telecomunicaciones en el crecimiento económico.

En este punto. Joan Cavallé, subdirector general de la Caixa d’Enginyers, reflexionaba sobre “la gran influencia que las telecomunicaciones en general, y la movilidad en particular, en el crecimiento económico. El incremento en las ventas de teléfonos móviles, portátiles y PDA, así como el despliegue de redes como Wi-Max en Estados Unidos, tiene sus consecuencias en el incremento de la productividad de los empleados. Por tanto, es un dato a tener en cuenta el hecho de que, dentro de dos años, el 40 % de las compañías tendrán aplicaciones corporativas de movilidad”.

En la misma línea, Xavier Marcet, presidente de Barcelona Breakfast, apuntaba hacia algunas soluciones para evitar el offshore atrayendo inversiones de alto valor añadido gracias a un buen entorno de conocimiento. “La primera responsabilidad es de los líderes empresariales que tenemos que conseguir que las empresas, especialmente las pymes, entiendan las TIC como un factor de competitividad gracias a nuestra capacidad para poner en marcha iniciativas empresariales”, señala Marcet.

Junto a las diferentes oportunidades que el desarrollo de las telecomunicaciones está permitiendo, además del papel de las empresas, el rol de la administración pública también ha sido destacado, sobre todo en su ejercicio para el desarrollo de servicios para los ciudadanos. La creación de las denominadas “ciudades digitales” ha sido otro de los aspectos analizados por los expertos en este encuentro.

En este sentido, Josep Gil, responsable de Microsoft en Cataluña, manifestaba que “las prioridades en inversión tecnológica por parte de las administraciones locales se basan en una mejora de las relaciones con los ciudadanos, el fomento del desarrollo económico, la optimización de las relaciones con otras administraciones así como el incremento del nivel de productividad”. Sin embargo, la capacidad económica para asumir estas inversiones o un cierto rechazo al cambio se erigen como principales inhibidores, según este responsable, para caminar hacia verdaderas ciudades digitales. “Más de la mitad de las comunidades autónomas españolas ofrecen servicios electrónicos donde la complejidad está muy por debajo de la media europea, por lo tanto, con una calidad no deseable”, expone Gil.

Para solventar estos escollos, la propuesta de Microsoft para acelerar el desarrollo de ciudades digitales se basa en el concepto de “dispensador de servicios”. Se trata de una plataforma cuya misión consiste en construir un modelo de comunidad en el que se aprovechen las mejores tecnologías y ponerlas al servicio de todas las administraciones. De esta forma, según Gil, “cualquier administración local, por pequeña que sea, podrá tener acceso a las mejores tecnologías con una oferta de servicios horizontales básicos comunes a todos los ayuntamientos”. Gracias a esta solución compartida de infraestructura tecnológica, las administraciones verán reducida la inversión a realizar en tecnología al tiempo que favorecerá el desarrollo económico de la zona gracias a la participación de los partners locales en el desarrollo de servicios.

Una edición con novedades
Una de las principales novedades de la edición de la Diada de las Telecomunicaciones de este año ha sido la creación de Ágora, un espacio que ha servido de punto de encuentro entre empresas del sector de las telecomunicaciones y los profesionales que han asistido al encuentro. Entre otras, firmas como Al-Pi, Digital Parks u Openwired, han contado con presencia física en los diferentes stands ubicados en este espacio. Además, otra de las novedades con las que ha contado ha sido la primera edición de los Premios Excelencia por la comunicación y divulgación de las TIC en los apartados de radio, televisión, prensa escrita y revistas técnicas que se unen a los ya tradicionales en los apartados de empresa, que este año ha sido para Al-Pi; a la innovación tecnológica, otorgado al Centro Tecnológico de Telecomunicación de Cataluña; y las desarrollo sostenible, que ha recaído en Applus.


Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios