Actualidad | Noticias | 21 ENE 2009

La CMT quiere que Telefónica abra sus rutas de cable submarino

Tags: Hardware
La CMT propone regular las rutas de cable submarino que unen la Península con las Islas y las dos Ciudades Autónomas. Su objetivo es fomentar la competencia de los operadores obligando a Telefónica a alquilar los sistemas de cable submarino que tiene en estas rutas a unos precios razonables.
Network World

La Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones ha propuesto regular las diez rutas de cable submarino sin alternativas a Telefónica. Estas rutas son las que conectan la Península con Ceuta y Melilla; la Península con Canarias; las Islas Canarias entre sí; Mallorca con Menorca; e Ibiza con Formentera.

El único modo que tienen los operadores alternativos para acceder a los territorios sin infraestructuras alternativas es usar los cables submarinos de Telefónica, ya que el uso de tecnologías como el satélite no sustituyen de forma fiable la transmisión por fibra óptica. Esta dependencia convierte al cable submarino en un “cuello de botella” que puede afectar negativamente a la competencia en los territorios que conectan.

La CMT ha comprobado que en estos territorios la cuota de mercado de Telefónica en banda ancha es bastante superior a la del resto del Estado y, en el caso de Ceuta roza el 100%.

Para facilitar que en estos territorios se pueda disfrutar de la misma variedad de ofertas de servicios de telecomunicaciones (en especial de banda ancha) que en la Península, se propone obligar a Telefónica a alquilar los sistemas de cable submarino en estas rutas a unos precios razonables.

El pasado mes de septiembre, la CMT ya reguló las condiciones de prestación del cable submarino entre la Península y Canarias, rebajando los precios hasta un 30%. Ahora, propone ampliar la regulación a otras nueve rutas más.



Servicios minoristas de las líneas alquiladas

El consejo del regulador también ha analizado los servicios minoristas de las líneas alquiladas, que consisten en una conexión permanente y con capacidad fija entre dos puntos. Estos servicios son fundamentales en las comunicaciones de empresa. Por tanto, fomentar la competencia en estos mercados es beneficioso para mejorar los servicios de telecomunicaciones que se prestan a las empresas y, en consecuencia, para su competitividad.

En este sentido, las líneas alquiladas de hasta 2 bps de capacidad (denominadas el conjunto mínimo) estaban reguladas también de forma minorista. Tras analizar el comportamiento del mercado, se ha llegado a la conclusión de que la regulación mayorista es suficiente para fomentar la competencia en el segmento minorista. De esta forma se permite una mayor flexibilidad a la hora de confeccionar las ofertas minoristas para los clientes finales.

La CMT propone suprimir la regulación en el mercado minorista de líneas alquiladas, en consonancia con las recomendaciones de la Comisión Europea.

En el plano mayorista, se mantendrá la regulación vigente. Telefónica, que tiene una cuota del 65%, deberá continuar ofreciendo, de forma mayorista, líneas alquiladas a precios regulados al resto de los operadores. Esta regulación mayorista se mantendrá para las líneas Ethernet, pieza fundamental de los servicios avanzados de comunicaciones para empresas. La CMT fue uno de los primeros reguladores europeos en imponer obligaciones para este tipo de líneas en la anterior revisión del mercado.

Por otro lado, una de las novedades introducidas ahora es que las líneas alquiladas mayoristas de Telefónica no sólo podrán ser utilizadas para conectar clientes empresariales sino que también podrán ser usadas por los operadores móviles para conectar sus estaciones base (BTS), en las condiciones establecidas por la CMT.

A partir de ahora, se abre un mes de plazo para que los agentes del sector y la Comisión Nacional de Competencia presenten sus alegaciones antes de que la propuesta se envíe a la Comisión Europea.



Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios