Actualidad | Noticias | 22 ENE 2008

La CMT exime a Telefónica de la obligatoriedad de dar acceso a su red de fibra

Tags: Hardware
La CMT ha dado a conocer su posición sobre la regulación de las infraestructuras de las NGA, que se basan en mantener las obligaciones que el operador dominante tenía hasta ahora en el acceso a la red de cobre; mientras la exime de la obligación para alquilar su nueva red de fibra óptica a sus competidores.
Comunicaciones World
Según esta entidad, su objetivo es “encontrar un adecuado equilibrio regulatorio que permita eliminar las barreras innecesarias a la inversión eficiente en nuevas redes, procurando al mismo tiempo que estas inversiones se materialicen y maduren en un entorno de competencia efectiva y sostenible, protegiendo los intereses de los usuarios”. Y con objeto de no frenar estas inversiones, las medidas que propone la CMT no pasan por obligar a Telefónica a alquilar su red de fibra óptica a sus competidores, sólo se le obliga a que la ponga a disposición del mercado mayorista cuya comercialización no tendrá un precio definido. En lo que respecta a la red de cobre, la CMT considera que el operador dominante debe continuar con las obligaciones que tenía hasta ahora de dar acceso a terceros a su red, y no evitar así la discontinuidad de los pares de cobre ni que se eliminen las centrales en las que se encuentran coubicados los operadores alternativos. La CMT impondría la obligación a Telefónica de comunicar con tiempo suficiente a los operadores que ahora están presentes en las centrales, alquilando el bucle a Telefónica, los cambios que sufrirán su red y el mapa de centrales.

La CMT entiende que extender a la fibra las obligaciones que existen sobre el cobre podría desincentivar las inversiones y señala que las complicaciones técnicas existentes hace muy difícil una desagregación de los bucles de fibra. Por eso,  las operadoras no tendrán obligación de abrir físicamente sus redes de fibra a sus competidores si la opción escogida es la de FTTH.

Sin embargo, mientras haya algún tramo de cobre en la línea para llegar hasta el abonado, la regulación continuaría, porque la red legada constituye una ventaja competitiva para el operador incumbente. Lo que se pretende es incentivar las inversiones en FTTH, que es la que permite anchos de banda de hasta 100 Mbps.

Estas medidas serían aplicables de acuerdo a zonas geográficas. En las no competitivas, los operadores que tiendan fibra hasta el hogar deberán suministrar el acceso de banda ancha a través de un acceso indirecto si los servicios no son replicables sobre las redes tradicionales o híbridas; mientras que en las zonas competitivas, las obligaciones de acceso indirecto sobre FTTH llevarían aparejada una cláusula de temporalidad.

La CMT debe también garantizar el modelo de negocio escogido por los operadores alternativos que desagregan bucle. Por eso, el acceso a la red de cobre de Telefónica continuaría regulado. Se mantendría la opción de desagregación del subbucle de cobre ya presente en la OBA, ya que no se considera prioritaria una regulación exclusiva de los subbubles metálicos (con fibra hasta el armario o arquitectura FTTx) y bucles cortos al ser una opción que conlleva casuísticas muy complejas y de difícil solución regulatoria. Como alternativa a esta desagregación, la nueva regulación incluiría una desagregación virtual, un acceso indirecto con entrega en la central donde ya está coubicado el operador.


Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios