Actualidad | Noticias | 07 JUN 2001

Jazztel asegura que en Cataluña se dan "menos facilidades" a las operadoras de cable

El consejero delegado del operador de telecomunicaciones Jazztel, Antonio Carro, criticó que Cataluña es una de las áreas donde menos facilidades se da a las compañías para construir sus redes de fibra óptica. Carro hizo estas declaraciones ayer en Barcelona durante la presentación de la nueva etapa del Centro de Cálculo de Sabadell (CCS), compañía de software para empresas, recientemente adquirida por Jazztel y redenominada CCS.Net.
Comunicaciones World

Para Carro, existen unas zonas donde resulta más complicada la inversión a causa de "un enfoque miope que puede acabar dejando de lado el acceso a las autopistas de la información". "Cataluña es un área de máxima prioridad para nuestra compañía por su número de pequeñas y medianas empresas", señaló el consejero delegado de Jazztel, quien resaltó que, sin embargo, "en ciertas ciudades no se entiende que la fibra óptica es un paso positivo".

Carro, que evitó citar los ayuntamientos que más reticencias han mostrado, subrayó que obtener las licencias y los permisos para construir una red no está resultando sencillo para Jazztel, que está presente en 38 municipios catalanes.

Por otro lado, Jazztel está estudiando participar en el concurso convocado por la Generalitat para adjudicar el servicio de redes de telecomunicaciones en todos los centros sanitarios de Cataluña, un proyecto "tremendamente importante", según indicaron los responsables de la compañía.

El nuevo presidente del CCS, Joaquim Molins, por su parte, señaló que adjudicarse el proyecto sería una oportunidad para moderar el dominio del "operador dominante" en España (en referencia a Telefónica). "En este país nos pasamos la mitad del tiempo criticando que haya un monopolio para luego seguir mantiéndolo", afirmó Molins.

La compra de CCS hace un año por parte de Jazztel ha abierto una nueva época para la entidad, que tiene como objetivo adquirir compañías del perfil de CCS en los territorios donde aún no tiene presencia, como Andalucía, Galicia y País Vasco.

Molins explicó que la fusión entre Jazztel y CCS.Net vendrá a reforzar el papel "absolutamente decisivo de la operadora en el tejido industrial de las telecomunicaciones", ya que CCS "es una de las pocas empresas que diseñan, desarrollan y comercializan productos integrados para la gestión de las empresas".

CCS.Net también incrementará su presencia en la ciudades de Barcelona, Valencia y Zaragoza, aunque será Madrid el área donde tendrá un mayor incremento comprativo. CCS.Net prevé unos ingresos de 5.324 millones de pesetas para este año (32 millones de euros) y una amplicación de plantilla cifrada en 60 nuevos empleados, que se sumarán a las 430 personas que ya trabajan para la compañía.

La estrategia de CCS.Net incluye la comercialización de productos propios de ASP (alquiler, en lugar de compra, de aplicaciones para y a través de Internet), entre otros.

Jazztel, con una plantilla de 900 trabajadores, facturó un total de 20.698 millones e pesetas (124,4 millones de euros) el año pasado, cuatro veces más que en 1999. Entre los pasados meses de enero y marzo la compañía percibió unos ingresos de 7.753 millones de pesetas (46,6 millones de euros), lo que supone un incremento del 30,5 por ciento respecto al mismo periodo del año anterior.

(EP)



Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios