Actualidad | Noticias | 02 NOV 2000

IMV presenta LanPro, la nueva familia de sistemas de alimentación ininterrumpida

“Disponibilidad de potencia es disponibilidad de negocio”, asegura Othmar Iseli, presidente y CEO de InvertoMatic Victron (IMV). Actualmente el auge de las telecomunicaciones y de la denominada nueva economía está haciendo de la disponibilidad total de energía eléctrica un requisito indispensable. Al hilo de esto IMV ha presentado LanPro, la nueva familia de sistemas de alimentación ininterrumpida (SAI) que ofrece soluciones tanto para la gama alta como para la baja caracterizadas por una arquitectura paralela redundante.
Toñi Herrero
La nueva familia de sistemas de alimentación ininterrumpida LanPro abarca desde la gama baja con 3 kVA hasta la alta con 30 kVA. Todos las máquinas disponen de arquitectura paralela redundante (RPA) que ofrece un mayor nivel de fiabilidad. Este sistema permite un reparto de la carga basado en la tensión de manera que se reduce la necesidad de repartos de potencia activa. “RPA hace posible que se puede introducir o retirar un equipo completo en paralelo sin que se produzca una interrupción del suministro eléctrico y sin que la carga crítica tenga que funcionar en bypass”, destaca Henk Mulder, jefe de producto.
Sistemas de gestión
“Las aplicaciones de misión crítica necesitan integrar el sistema de alimentación ininterrumpida (SAI) en el sistema de misión de control”, asegura Jürg P. Schwerzmann, vicepresidente de marketing corporativo de desarrollo de negocio. Por ello la compañía también está desarrollando aplicaciones para la gestión de las máquinas. Otro producto presentado en el evento es la suite JUMP (Java Universal Management Platform), basado en Java y que soporta la mayoría de los sistemas operativos. Según Jan Fatcnik, de IMV, “proporciona el interface gráfico de usuario de Windows NT, el manejo de alarmas flexible de Unix y la estabilidad de Novell”. IMV también se está adentrando en otras fórmulas de gestión de los SAI que pasan por utilizar herramientas como Internet y los móviles. IRIS es el proyecto de gestión a través de la red que está siendo utilizado ya por algunos clientes de la compañía. También se está desarrollando un servidor WAP para la gestión de los SAI desde un teléfono o dispositivo móvil.
Para Luis Ortiz, director comercial de la filial española, en nuestro país el mercado ha crecido bastante, sobre todo debido al sector de las telecomunicaciones. En cuanto a la gama baja que ahora se incorpora con esta nueva familia, Ortiz destaca que “IMV no sólo vende SAI sino que también proporciona valor añadido. En la gama baja este valor añadido puede ser la rapidez de suministro o el precio y la competencia es mucho mayor por lo que el negocio está en la gama media-alta”.

www.imv.com



Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios