Actualidad | Noticias | 18 JUN 2011

Huawei niega estar financiada por el gobierno chino

Huawei Technologies ha calificado de "tonterías" las declaraciones realizadas el pasado miércoles por el responsable del Export-Import Bank de Estados Unidos, agencia de crédito oficial a las exportaciones, acusando a la compañía china de jugar con ventaja frente a sus competidores al recibir ayudas económicas del gobierno de su país.
Network World



Poco ha durado la paz entre Huawei y las autoridades de Estados Unidos, que siguen viendo con recelo el avance continuo de los fabricantes de telecomunicaciones chinos en sus mercados. Dos meses después de que la compañía llegara a un acuerdo con el Committee on Foreign Investment in the United States (CFIUS) con la compra fallida de 3Leaf Systems de fondo, la polémica ha saltado ahora con el Export-Import Bank, la agencia de crédito oficial a las exportaciones e importaciones en Estados Unidos. Los enfrentamientos se remontan, al menos formalmente, a 2008, cuando CFIUS impidió que Huawei y la firma de inversiones Bain Capital adquirieran 3Com.

Sede de Huawei en MadridEn una intervención en el Center for American Progress en Washington, Fred Hochberg, presidente del Export-Import Bank, aseguró el pasado miércoles que Huawei se aprovechó de una línea de crédito del Banco de Desarrollo Chino por valor de 30.000 millones de dólares para reducir sus costes de capital y financiar a sus clientes la compra de sus productos a intereses por debajo del mercado. “La realidad es que el capital estatal opaco permite a los gobiernos extranjeros dirigir sus ayudas a sectores y compañías específicas para mejorar agresivamente su cuota de mercado y dominarlo”.

Ayer viernes, Huawei, en boca de su vicepresidente de relaciones externas, Bill Plummer, se defendió de las acusaciones de Hochberg, y lo hizo sin complejos: “Todo eso son tonterías”, dijo, matizando después con más calma las informaciones dadas a conocer por el presidente del Export-Import Bank. Según Plummer, el gubernamental Banco de Desarrollo Chino, creado para ayudar a financiar el desarrollo de las empresas de ese país fuera de sus fronteras nacionales, destinó en 2005 un fondo de 30.000 millones de dólares a cinco años para préstamos a clientes de Huawei, fondo que se renovó en 2009. Sin embargo, de acuerdo con el portavoz del fabricante, dicho fondo ni es una línea de crédito para financiar las operaciones de la compañía, ni Huawei tienen el control sobre sus potenciales beneficiarios. Asimismo, el acuerdo no ha proporcionado a Huawei un poder significativo frente a sus competidores a la hora de alcanzar acuerdos con clientes, ha asegurado Plummer, puesto que a penas fue utilizado. Desde 2005, el dinero del fondo fue destinado a 35 proyectos en los que participaba la compañía, y solo se aplicaron 4.200 millones en créditos, cifra de la que solo 2.990 millones fue utilizado realmente. En el mismo periodo de tiempo, Huawei generó a nivel mundial un valor de negocio de 110.000 millones de dólares.

Huawei dispone de una línea de crédito del Banco de Desarrollo Chino para uso propio, pero su límite se reduce a 1.500 millones de dólares, una pequeña parte de los 25.000 millones en créditos que la compañía tiene contraídos con 28 bancos de todo el mundo, ha explicado Plummer. Y solo el 48% de esa cifra total procede de bancos chinos.

Oídas las explicaciones de Huawei, el ExIm Banck ha asegurado, sin embargo, que no se retracta de los comentarios vertidos por su presidente. ¿Habrá próximo capítulo?



Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios