Actualidad | Noticias | 18 SEP 2007

España se estanca en la implantación de las TIC

España crece lentamente en la implantación y uso de las nuevas tecnologías. Durante el último año se ha producido un estancamiento, aunque en algunos sectores como son la firma y la factura electrónica se están produciendo grandes avances. Estos son algunas de las conclusiones que se destacan del informe realizado por Aetic y Everis.
Juana Gandía

 Esta mañana ha sido dado a conocer el informe que realiza Aetic desde hace siete años, en colaboración con Everis, y que recoge la penetración de las TIC en el tejido empresarial español. En su presentación Jesús Banegas, presidente de Aetic, puso de manifiesto la desaceleración que se ha producido en España en el proceso de implantación de las TIC durante el último año, aunque es “de destacar que lo que sí existe es una clara intención por parte de aquellas empresas que aún no las utilizan de hacerlo en los próximos tres años. Aún estamos lejos de estar a la altura del nuestros vecinos europeos pero los resultados son optimistas ya que se observan grandes avances”. Los resultados de la encuesta muestran que el 70% de las empresas valoran positivamente la aportación que hacen las TIC al desarrollo de su actividad. La implantación de la equipación informática en las empresas no ha variado frente a los resultados del año anterior. “Se observa una tendencia sintomática, en torno al 88,1% de las empresas que disponen de al menos un ordenador para su trabajo diario, siendo las más pequeñas las que más crecimiento han tenido”, subraya Banegas. El 84,8% de las pequeñas empresas disponen de ordenador.

Por sectores de actividad, la trayectoria sigue igual que en 2005, siendo el ámbito de la informática, I+D+i, los servicios informáticos, el sector financio y de seguros, así como todas las compañías de servicios a empresas las que hacen un uso más exhaustivo de la tecnología. Por su parte el sector hostelero, comercio y las industrias básicas continúan siendo los menos informatizados.

El siguiente bloque temático que analiza este informe está dedicado al uso de Internet que presenta los mismos resultados que el anterior en cuanto al estancamiento que se ha producido en el último año, manteniéndose el mismo porcentaje de acceso a la Red que en 2005. En cuanto al tipo de conexión utilizado en España, sigue siendo la tecnología ADSL (92%) la más común.

 

La inseguridad, freno del entorno online

La posesión de una web corporativa sigue siendo otra de las asignaturas pendientes para el tejido empresarial español, a pesar de que en el último año ha habido un crecimiento de casi cuatro puntos porcentuales. El 41,7% de las empresas tiene página propia. Sin embargo, “aun estamos lejos de la media europea que se sitúa en el 54%. El primer uso que hace la empresa de la web es para mejorar sus procesos internos y luego para reforzar su presencia fuera de sus fronteras. Este crecimiento en la creación de páginas web corporativas muestra que vamos por buen camino, que la empresa se está dando a conocer al exterior, pero aún nos queda un largo camino por recorrer”. Así expresaba su preocupación el secretario de Estado de Telecomunicaciones de la Sociedad de la Información, Francisco Ros, quién también destacaba como elemento preocupante el escaso uso que se hacia en España del comercio electrónico, provocado, sobre todo, por la inseguridad que los usuarios sentían frente al entorno online.

El uso del comercio electrónico en España ha experimentado un ligero crecimiento, superior a los dos puntos porcentuales en 2006. El 33% de las compañías que utilizan este medio de transacción comercial no son compradores y sólo el 6,3% lo utilizan como medio de venta de sus productos o servicios. Por debajo del 20% de las organizaciones utilizan medios de pago electrónicos.

 

Firma y factura electrónica

Jesús Banegas , destacó como novedades del informe la incorporación de dos elementos que están empezando a implantarse en el entorno del tejido empresarial: la firma y la factura electrónica. Aunque aún no es muy utilizada, son dos innovadoras tecnologías en las que, según destaca Francisco Ros, “estamos siendo pioneros en Europa”. Cerca de 270.000 empresas ya tienen firma digital y la utilizan para la presentación de documentos, declaraciones y otros documentos, lo que supone 10 puntos porcentuales más que en 2005. Y unas 97.000 empresas emiten facturas electrónicas, lo que indica que su uso se ha cuadruplicado.



Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios