Actualidad | Noticias | 25 MAR 2009

España es uno de los países más caros en movilidad y banda ancha

El informe anual que realiza la Comisión Europea sobre el mercado de las telecomunicaciones revela el alto precio que tiene la telefonía móvil y la conexión a Internet de alta velocidad en España que en el primer caso, casi, duplica la media europea.
Network World

La Comisión Europea ha hecho publico su informe anual sobre el mercado de las telecomunicaciones donde se pone de relieve las elevadas cuotas mensuales que se cobran en España en los servicios de telefonía móvil y banda ancha. En 2008, los precios se situaba en los 35,89 euros frente a la media europea que es de 19,49 euros. En cuanto a la conexión a banda ancha, el precio mensual en España era de 45,83 euros, frente a los 36,89 euros de la media comunitaria. Sólo Rumanía, República Checa y Austria tenían ofertas de Internet de alta velocidad más caras que las españolas, según los datos de Bruselas.

El estudio también alerta sobre el crecimiento que está teniendo la penetración de banda ancha en España que avanza a un ritmo más lento que el del resto de la UE. El año pasado aumentó menos de dos puntos porcentuales hasta situarse en el 20,2% en enero de 2009, por debajo del promedio de los Veintisiete (22,9%). Sin embargo, la penetración del Internet móvil de alta velocidad en España (25,9%) es muy superior a la media de la UE (13%). Este informe también revela que los españoles (15%) recurren cada vez más a paquetes de servicios de telecomunicaciones en los que se incluye telefonía fija y banda ancha. En cuanto a la banda ancha móvil, la tasa de penetración en España ha crecido en el último año hasta situarse en el 114,27% en octubre, pero todavía aún se encuentra por debajo de la media de la UE (118,9%).

En el entorno de los operadores, Telefónica sigue liderando el mercado de la telefonía fija pero, gracias al despliegue del cable y a otras inversiones en infraestructuras que permiten a los rivales usar la red de este operador, el 21,9% de los clientes utilizan los servicios de un proveedor alternativo y según, confirma la Comisión ésta es una de las más altas entre los países miembros. La portabilidad también es otro de los aspectos que más se utiliza en España frente al resto de países vecinos. En telefonía fija el número de abonados que ha cambiado de operador asciende a cuatro millones y esto se eleva a 18,3 millones en el caso de los móviles. En España cambiar de operador es una operación que suele tardar una media de cinco días, periodo que Bruselas ha propuesto reducir a uno.

Los aspectos que se destacan en el informe como que se tienen que mejorar son la distribución del dividendo digital que resultará del apagón de la señal analógica de las televisiones, el despliegue de redes y las quejas de los usuarios.



Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios