Actualidad | Noticias | 07 SEP 2000

El uso del comercio electrónico en España aumentó un 25% en 1999

El uso del comercio electrónico se ha incrementado en un 25% en España en 1999 aunque continúa por debajo de la media europea, según muestra el estudio eEurope, de Andersen Consulting. Por otro lado, señala que el 97% de las principales compañías europeas utiliza el comercio electrónico de una forma u otra.
José Lebeña Acebo
Las empresas españolas utilizan principalmente el comercio electrónico en el área de marketing y ventas, un 57%, y en la realización de pagos, en un 43%, frente al 32% y 24%, respectivamente, del año pasado. Cerca de un tercio de las grandes compañías españolas utiliza el comercio electrónico para sus compras, lo que supone también un incremento respecto a 1999 de más de once puntos.

El informe revela que si hasta hace poco las empresas Punto com eran las más activas en el espacio del comercio electrónico, en la actualidad, las Punto corps, compañías dedicadas al mercado tradicional y que se han adentrado en el comercio a través de la Red, juegan un papel similar. El temor a la competencia o asegurarse una posición estratégica en su sector son dos de las principales razones por las que el 75% de las empresas establecidas están adoptando el comercio electrónico. El estudio señala que las empresas Punto corp impulsan la Nueva Economía. La corrección del mercado se ha cobrado algunas víctimas muy conocidas, lo que ha demostrado que no deben olvidarse muchos de los principios empresariales tradicionales, como rentabilidad, dirección coherente y control de costes.

Un 55% de las empresas españolas considera que es necesario el uso del comercio electrónico para estar a la altura de la competencia, mientras que sólo algo más de la mitad lo percibe como un arma estratégica, 53%. Sólo una de cada tres empresas espera utilizar el comercio electrónico para transformar y reinventar su negocio.

El 60% de las empresas españolas perciben el comercio electrónico como una vía más barata para interrelacionarse con estos mismos, mientras un porcentaje similar ve a este tipo de comercio como una forma de explotar nuevas fuentes de ingresos y rebajar los gastos. El 57% de las empresas españolas cree firmemente que el comercio electrónico permite acceder a nuevos mercados geográficos.

El estudio muestra que las empresas europeas utilizan menos el comercio electrónico que sus homónimos estadounidenses y, a la vez, lo utilizan para una gama de funciones más reducida. Paralelamente, el estudio de Andersen Consulting también muestra indicios de una creciente confianza en Europa, donde el 60% de los ejecutivos cree que el continente puede convertirse en centro neurálgico de la Nueva Economía. Esta confianza parece reforzada por aspectos como que sea más difícil de lo previsto que empresas extranjeras, como las estadounidenses, prosperen en el mercado europeo. Las empresas europeas tienen una mejor comprensión de la necesidad de localización y sensibilidad cultural, lo que les proporciona una gran ventaja respecto a la competencia. Por otro lado cabe señalar la disminución del número de empresas norteamericanas que apuntan a la expansión internacional de sus iniciativas de comercio electrónico.

El estudio está basado en parte en los resultados de la tercera encuesta anual de Andersen Consulting sobre el comercio electrónico en Europa. Las encuestas se realizaron en Europa, Estados Unidos y Sudáfrica durante el mes de julio del presente año. En Europa se realizaron encuestas a empresas de diferentes sectores en 16 países.

www.ac.com


Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios