Actualidad | Noticias | 06 JUL 2010

El sector de las telecomunicaciones español retrocedió un 5,4% en 2009

Los ingresos del sector español de las telecomunicaciones decrecieron durante el pasado año en un 5,4%, hasta alcanzar los 41.765,3 millones de euros. Telefonía fija y móvil van a la baja mientras que banda ancha sigue registrando resultados positivos.
Network World

La recesión también ha alcanzado al sector de la telecomunicaciones y ha provocado que en 2009 reportará un crecimiento negativos del 5,4%, hasta alcanzar los 41.765,3 millones de euros, lo que ha supuesto el primer descenso en términos absolutos de la última década, motivado por la recesión económica. Mientras que la telefonía fija y móvil registraron descensos tanto en tráfico como en ingresos, la banda ancha fue el único segmento que se mantuvo en positivo, según los datos aportados por la CMT.

La facturación minorista alcanzó los 35.150,21 millones de euros, lo que representó una disminución del 4,9%. Por su parte, los ingresos de los servicios mayoristas, descendieron el 8%, hasta alcanzar un volumen de 6.615,13 millones de euros en 2009.

Pese a la caída de ingresos, el año pasado confirmó el fuerte crecimiento del acceso a la banda ancha por redes móviles, que duplicó el volumen de 2008, gracias al aumento de número de datacards (líneas de transmisión de datos a alta velocidad) activas en el mercado y a la fuerte penetración de los smartphones. Las datacards registraron una penetración de 4,2 líneas por cada 100 habitantes tras ganar un total de 770.000 accesos dedicados durante el ejercicio. En total, a finales de año se contabilizaron 1,96 millones de datacards, un 64,9% más que durante 2008. Otra medida del uso de la banda ancha por redes 3G/UMTS es el número de abonados de acceso a datos que se han vendido junto con terminales de voz preparados para acceder a las redes 3G/UMTS, como por ejemplo a través de los smartphones. A finales de 2009 en España se registraron 2,8 millones de este tipo de suscripciones.

El parque total de líneas móviles aumentó durante 2009, aunque a ritmos menores que en anteriores años, hasta alcanzar un total de 51,1 millones de líneas, equivalente a una penetración de 109,3 líneas por cada 100 habitantes. Crecieron de manera significativa las líneas que conectan máquinas (M2M), que alcanzaron a final de año un total de 1,8 millones, un 25,7% más que en el ejercicio anterior.

En lo que respecta a los precios del móvil, el ingreso medio por minuto facturado disminuyó un 5,7% hasta los 15,4 céntimos de euro. Fue especialmente significativa la caída del precio en llamadas off net (de una red a otra) que descendieron el 15,5% hasta los 16,4 céntimos por minuto.



Crece la competencia del mercado móvil

Los datos del año pasado confirman que el precio de los servicios es un factor determinante a la hora de contratar un servicio de telecomunicaciones. La competencia en el mercado móvil ha sido intensa, lo que se ha traducido en el mayor peso adquirido por los operadores alternativos. Durante el año se registraron 4,5 millones portabilidades móviles, que propiciaron la captación de cuota por parte de los operadores más pequeños. Así, Yoigo y los OMV, consiguieron una cuota conjunta del 5,6% de las líneas finales, frente al 3,7% registrado en 2008.

En telefonía fija, el parque total se redujo en 242.252 líneas, afectando principalmente al segmento de negocios, ya que en el residencial las líneas aumentaron ligeramente. Telefónica fue el operador que registró la mayor pérdida de líneas, la mayoría de las cuales fueron captadas por los operadores alternativos, en especial por Orange, Jazztel y Vodafone. Si tenemos en cuenta la cuota de mercado, a finales de año, Telefónica contaba con el 69%, los operadores de cable un 17% y el resto de alternativos un 14%. La competencia propició más de 1,48 millones de portabilidades de número fijo. Esta cifra supuso un aumento sustancial del 31,2%, con respecto al volumen de portabilidades realizadas en 2008. Aquí han jugado un importante papel los cambios de proveedor de banda ancha o los de operador motivados por la entrada en un paquete de banda, ya que ésta suele comercializarse empaquetada con la voz. En este sentido a finales de 2009, el 44,6% de las líneas de telefonía fija estaban empaquetadas con algún otro servicio, en especial con el de banda ancha. Los operadores alternativos ganaron peso en el mercado gracias a las ofertas empaquetadas que lanzaron y a los productos que integraban servicios de telefonía fija y móvil en una misma oferta comercial. En total, 9,2 millones de clientes tenían contratados servicios empaquetados al cierre de 2009. Destaca la consolidación del triple play (banda ancha, voz y TV) que alcanzó los 1,56 millones de abonados. 

Otro aspecto importante fue la migración que realizaron los clientes de telefonía fija desde las ofertas que tarifican por tiempo consumido a tarifas planas, que permiten un uso sin límite a cambio de un coste mensual fijo. En diciembre de 2009, ocho millones y medio de clientes tenían contratada una tarifa plana de voz.

Los operadores alternativos aprovecharon cada vez mejor las modalidades de servicios mayoristas de acceso introducidos en los últimos años. El bucle compartido sin servicio telefónico básico y el Acceso Mayorista a la Línea Telefónica (AMLT), que facilitan el traspaso del cliente final, fueron adquiriendo una importancia cada vez mayor a lo largo de 2009. 

Banda ancha sigue en números negros 
La banda ancha siguió sumando nuevas altas durante 2009. En concreto, aumentó sus líneas un 7,3%, hasta un total de 9,79 millones e incrementó su facturación en un 2,2% (3.933 millones de euros). La penetración cerró el año con 21 líneas por cada 100 habitantes. En cuanto a los precios, se observó una ligera rebaja en los ingresos medios causada sobre todo por el aumento de la competencia en promociones, en especial en la segunda mitad del año. Así, el ingreso medio de las compañías por línea de banda ancha se situó en 341,4 euros anuales, con un descenso de 10,4 euros por línea y años, aunque el precio nominal se mantuvo casi invariable respecto a otros años. Dónde sí hubo mejoras claras fue en la velocidad de conexión, y casi el 60% de las líneas disfrutaron de velocidades de conexión de 4 Mbps o más. Además, cerca de 1,2 millones de conexiones de banda ancha ya contaban con una velocidad de 10 Mbps o más.

Noticias relacionadas:
- España avanza hacia la Sociedad de la Información
- España escala posiciones en el ranking europeo de SI
- Imprimir Subir

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios