Actualidad | Noticias | 02 SEP 2010

El presidente de SATEC denuncia la alta dependencia tecnológica de España

En su ponencia "La transformación continua del modelo", Luis Rodríguez Ovejero, presidente de Satec, ha defendido en Santander el papel de integradoras, consultoras e ingenierías para competir en el exterior y superar la crisis aportando valor y riqueza. Frente a la acumulación de protagonismo, el empresario asturiano ha defendido el factor multiplicador de la innovación, la competitividad y concurso de iniciativas conjuntas.
Network World

Luis Rodríguez Ovejero, presidente de SATEC, ha denunciado durante su intervención en el XXIV Encuentro anual del sector de las telecomunicaciones, la alta dependencia tecnológica de España, señalando que el crecimiento del sector en nuestro país, en el actual contexto de crisis, tendrá que venir de la promoción del crecimiento en el exterior.

Rodríguez Ovejero atribuye el alto nivel de dependencia externa del sector en España a la todavía adolescencia del tejido industrial TIC propio en nuestro país, que tiene como consecuencia un peso mucho mayor de la oferta importada o promovida por las grandes corporaciones, globales y exteriores.

“No podemos ser un sector colonizado ni nuestro mercado puede estar subordinado a la oferta externa de tecnología, porque eso es pasado. España es un país que atesora conocimiento: macroeconómicamente importante, con muchos sectores que tienen una presencia muy relevante en numerosos mercados del exterior, con imagen mediática de modernidad, carisma y atractivo. Podemos tener un sector TIC español mejor que se fortalezca en la cooperación con los clientes y las administraciones y exporte tecnología para crear valor y mejorar la productividad”, ha afirmado el presidente de SATEC.

Durante su ponencia, Ovejero ha destacado el papel decisivo que las ingenierías, consultoras e integradores deben desempeñar en el nuevo escenario en el que cada vez más fabricantes y operadores apuntan a la integración para mejorar su competitividad. Frente a la acumulación de protagonismo, Ovejero ha defendido el factor multiplicador de la innovación, la competitividad y concurso de iniciativas conjuntas. “La titánica lucha en la cadena de valor y las dominantes expectativas a corto plazo llevan a olvidar que no hay transformación colectiva que no venga de un sumatorio de progresos individuales”.

Para ello, apuesta por un cambio del actual modelo de mercado, condicionado más por la oferta de proveedores que por la demanda real de las organizaciones, por un nuevo enfoque diferenciador en el que la oferta local se adapte al interés real de los clientes y a la generación de una demanda más cercana y pragmática. “Mucho del desarrollo futuro vendrá por capitalizar lo que ya existe. La tarea está en alcanzar un abanico de propuestas de valor innovadoras y mucho más radicales, transversales y consustanciales al core business de nuestros clientes”.



Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios