Actualidad | Noticias | 02 FEB 2001

"El precio de la tarifa por el bucle local de abonado es barato", según el presidente de Aniel

Jesús Benegas, presidente de Aniel (asociación Nacional de Industrias electrónicas y de telecomunicaciones), considera que la referencia del precio medio europeo para el bucle de abonado es una "mala referencia" y que ésta debería subir entre un 5 y el 10%.
Arancha Asenjo

Según el presidente de Aniel, la instalación de telefonía en nuestro país es cara principalmente por dos razones. Benegas señala que tanto la montañosa orografía española como la baja densidad de población en comparación con otros países europeos, hacen necesarios "más kilómetros de red para cubrir el territorio, por lo que el coste es más alto". El desequilibrio entre costes y beneficios por el despliegue de la red en los casos de acceso compartido o desagregado, que implican que los operadores instalen sus equipos en las centrales de Telefónica, "podría desalentar la inversión". En opinión de Benegas, la tarifa debería subir de una forma moderada, "entre el 5 y el 10%". "En estos momentos es más importante el precio que los servicios, pero las cosas baratas es imposible que sean buenas".

Garantizar la calidad de los servicios. Benegas ha hecho estas declaraciones con motivo de la presentación de un proyecto piloto denominado "Marco de Referencia común de Pruebas de Apertura del Bucle de Abonado", en el que quince operadores y doce fabricantes unirán sus fuerzas durante tres meses para realizar pruebas de apertura al bucle de abonado.
Respecto a este hecho, el presidente de Aniel ha señalado que "el proceso de liberalización de las telecomunicaciones ha sido relativamente corto si lo comparamos con el tiempo que ha tardado en desplegarse. La sociedad civil debe sentirse satisfecha". Aunque el periodo inicialmente señalado para la realización de las pruebas es de tres meses, puede ampliarse un mes más si hay acuerdo entre todos. "Trabajaremos a un ritmo en el que los problemas técnicos estarán resueltos antes de que haya una gran demanda, porque nadie va a ofrecer los servicios hasta que no haya probado que funcionan", explica Benegas. Estas pruebas se realizarán de forma paralela a la apertura comercial del bucle.
Las tecnologías que se probarán en la central de Madrid-Delicias, prestada por Telefónica de España que también participa en el proyecto, serán telefonía básica (POTS), HDSL, RDSI acceso básico y primario, ADSL sobre POTS, ADSL sobre RDSI en acceso básico, SDSL y VDSL. Jesús Benegas explica que "se van a realizar pruebas que garanticen el funcionamiento de estas nuevas posibilidades".
Las recomendaciones de estas pruebas se incluirán en las consideraciones definitivas de la OBA (Oferta de Bucle de Abonado) de Telefónica. Dicho informe será elaborado por el Comité Director, en el que participarán un representante de cada operador y uno de cada fabricante, además de un responsable de la SETSI y otro de la CMT en calidad de observadores. Los fabricantes han aportado al proyecto los equipos para las pruebas, mientras que los operadores les corresponde la colaboración técnica y gastos económicos de la planta externa. "Hemos alcanzado un acuerdo que seguramente no convence al todos sus miembros al 100%, pero que reúne las peticiones de todos".
wwwl.aniel.es


Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios