Actualidad | Noticias | 14 NOV 2005

El nuevo entorno convergente exige una formación más global para el profesional TIC

La aparición de elementos en el entorno TIC como la convergencia o la banda ancha requieren profesionales que puedan responder a cuestiones no sólo tecnológicas sino también de gestión, ventas, contenidos o mantenimiento, según se refleja en el último estudio PAFET realizado por AETIC y el COIT.
Arancha Asenjo
La identificación de las nuevas necesidades y la adaptación de los planes de estudio a este entorno cambiante es una tarea en la que deben colaborar las empresas, el entorno universitario y las asociaciones profesionales. Estos cambios deben contemplar no sólo aspectos actuales sino también futuros, de manera que el profesional TIC sea capaz de comprender y afrontar las innovaciones tecnológicas más allá de las que se producen en el presente. La necesidad de contemplar las demandas futuras se debe a la rápida evolución del medio en el que se mueven estos profesionales, y por ende de sus perfiles, y al largo proceso que supone un cambio educativo, frenando así la adaptación a la innovación.
La renovación de los planes de formación cobra especial relevancia dados los cambios que introducen los acuerdos de Bolonia sobre el nuevo mapa de la Enseñanza Superior en la Unión Europea. No obstante, pese a tener que circunscribirse dentro de este nuevo marco, los expertos que han participado en el estudio consideran que, por encima de todo, hay que mantener la calidad de formación que caracteriza a los ingenieros de telecomunicación españoles.

Los nuevos profesionales TIC
En este cuarto estudio PAFET (“Perfiles Profesionales TIC para la implantación de servicios y contenidos digitales”) se han identificado las áreas tecnológicas de servicios y contenidos con mayor viabilidad futura: la esfera de Internet, las comunicaciones móviles, las plataformas de televisión digital, el ámbito público y corporativo, y los contenidos digitales en cuanto a formato y plataformas de distribución. Acordes a este entorno, las demandas giran en torno a personal dedicado a la gestión, comercialización, las arquitecturas de servicios, los servicios y contenidos, y operación e infraestructuras.
La gestión exige gestores de innovación TIC, encargados de dirigir y desarrollar la planificación de servicios y estrategias de innovación; mientras que la comercialización conlleva las tareas de marketing y ventas que pueden ser desarrolladas por gestores de ventas y gestores de productos y servicios TIC.
La arquitectura de servicios implica la dirección técnica de proyectos y la explotación de servicios y contenidos, y en ello encajan analistas de servicios telemáticos, consultores de sistemas, arquitectos de redes telemáticas, especialistas en seguridad telemática y gestores de desarrollo.
Los especialistas en servicios y contenidos deberán desarrollar la adaptación del software y contenidos, tareas que pueden ser abordadas por especialistas en soluciones TIC, programadores de sistemas software, programadores de aplicaciones, desarrolladores de contenidos, programadores multimedia y diseñadores web.
El área de operación e infraestructura precisa técnicos en operación y mantenimiento de infraestructura TIC (servidores, terminales y redes) y operador e instalador de ordenadores.


Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios