Actualidad | Noticias | 18 ABR 2001

El negocio de Intel en el primer trimestre cae un 64%

Intel reportó ayer unos ingresos netos en su primer ejercicio fiscal de 1.100 millones de dólares , lo que supone un descenso de un 64% respecto a la cantidad registrada en el mismo período del año anterior. Sin embargo, los portavoces de la multinacional declararon que su negocio de microprocesadores presenta indicios de estabilización.
Comunicaciones World
Por lo que se refiere a facturación, Intel ha reportado en el primer trimestre del año fiscal en curso, finalizado en marzo, un total de 6.700 millones de dólares, un 16% por debajo de la cantidad alcanzada en 2000. Los beneficios por acción se situaron en 0,16 dólares, mejorando en un centavo las previsiones de los analistas, frente a los 0,43 dólares correspondientes al mismo período del año pasado y a los 0,38 dólares correspondientes al trimestre precedente.

“Nuestro negocio de microprocesadores parece haberse estabilizad –aseguró Craig Barret, presidente y CEO de la compañía en un comunicado. La debilidad del negocio de comunicaciones se mantiene, pero las inversiones en nuevas tecnologías de fabricación proporcionará una sólida base para el futuro, según Barret.

Aunque el continente americano ha sido la zona donde se ha acusado una caída de las ventas más acentuada, el negocio europeo también se ha visto afectado más de lo previsto, de acuerdo con la información facilitada por Paul Otellini, director general de Intel Architecture Group. “Estamos padeciendo descensos en los ingresos en todas las regiones geográficas”.

La compañía mantiene su intención de lanzar su procesador móvil de 0,13 micras, conocido con el nombre en código Tualatin, en la segunda mitad de este año. También ha reiterado sus planes de comenzar la producción del primero de sus chips Itanium, basados en la arquitectura Intel de 64 bits y diseñados para aumentar el poder de los servidores, este trimestre.

Los gastos de capital para este año serán de aproximadamente 7.500 millones de dólares, en su mayoría destinados a la tecnología de 0,13 micras. En la actualidad los chips de Intel son fabricados utilizando tecnología de 0,18 micras. La reducción de estas medidas resultará en la posibilidad de producir chips más rápido y de menor tamaño.

Mirando al futuro, la compañía prevé alcanzar en el segundo trimestre entre 6.200 y 6.700 millones de ingresos, con unos gastos de entre 2.200 y 2.300 millones. La inversión del fabricante en I+D durante este año será de aproximadamente 4.200 millones de dólares.

El mes pasado la firma revisó a la baja sus expectativas de resultados económicos y despidió a 5.000 de sus aproximadamente 87.000 trabajadores como consecuencia del laconismo en la venta de microprocesadores, especialmente en el área de componentes para servidores. En ese momento también comunicó que los ingresos trimestrales quedarían un 25% por debajo de los obtenidos en el trimestre anterior. Con anterioridad había estimado que este descenso se situaría en un 15%. El valor de cada acción de la firma en el Nasdaq se situó al término de la jornada del martes en 25,82 dólares, lo que supone un descenso del 1,83% respecto al día anterior.

www.intel.com


Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios