Actualidad | Noticias | 23 ENE 2008

El marco regulatorio marcará el futuro de la industria española

Tags: Servicios
La variable regulatoria ejerce una influencia fundamental en el futuro de la inversión en infraestructuras de telecomunicaciones según señala el informe Impacto de la regulación de las telecomunicaciones en España, realizado por Enter.
Comunicaciones World
 Tras analizar el periodo 1999-2007, Enter señala que el sector TIC español se encuentra en pleno proceso de transición y reestructuración hacia una liberalización acelerada del mercado y, en este contexto, el marco regulatorio ejercerá una influencia determinante en el futuro de la industria. De acuerdo con la experiencia internacional, los entornos súper competitivos desembocan en una erosión de rentabilidad del sector y en la desaparición del estímulo de innovar. Asimismo, el efecto negativo de la liberalización a ultranza puede acentuarse si el énfasis de las políticas públicas se sitúa exclusivamente en la resolución de fallos del mercado, olvidándose de la creación de condiciones favorables para la asimilación de la tecnología. Hasta ahora, los sectores más beneficiados han sido aquellos que usan la tecnología de manera intensiva y éste es el caso del energético, financiero, eléctrico, óptico, transportes o el de las comunicaciones.

El estudio avanza en el impacto económico analizando la penetración de la banda ancha, y señala que ésta ha tenido un efecto positivo en la creación de empleo en España. Un incremento en la penetración de banda ancha en empresas del 5% resulta en un aumento del 0,6% en la generación de empleos. Por otro lado, un marco regulatorio que promueva la competencia en servicios produciría una reducción en la rentabilidad de los operadores, debido a una disminución indiscriminada de precios, reasignación de recursos a gastos comerciales, una reducción de la inversión en infraestructuras y en el desarrollo de servicios convergentes y esto se reflejaría en una disminución del impacto de las TIC en la economía y la sociedad.

El Informe estudia diversos escenarios en los que, si se examina la evolución futura de las variables que afectan a la inversión, independientemente del marco regulatorio, se ve que todas muestran una tendencia negativa: efecto aceleración, ciclo económico mundial recesivo, alto nivel de incertidumbre sobre la demanda, etc. Esto quiere decir que la extrapolación del marco regulatorio actual a una competencia en servicios de telecomunicaciones podría producir una reducción de la productividad laboral de 0,50 puntos entre 2008 y 2011 con respecto a un escenario de competencia intermodal. Sin embargo, el despliegue de fibra estimulado por condiciones de competencia intermodal producirá un incremento de la ocupación entre 21.000 y 35.000 empleos por año.


El informe concluye que existe una relación de causalidad histórica evidente para el entorno español entre el marco regulatorio, inversión en telecomunicaciones y desarrollo económico, medido en términos de creación de empleo y productividad, y es por esto que la competencia en servicios, modelo caracterizado por regulaciones asimétricas y políticas pro-competitivas a ultranza tendrán un impacto negativo en el despliegue de infraestructuras y, por consiguiente, en la economía y sociedad española. Mientras que la competencia en infraestructuras tendría un impacto positivo en el despliegue de nuevas redes, con un impacto positivo en economía y sociedad.


 www.enter.es">  color="#800080">www.enter.es



Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios