Actualidad | Noticias | 26 FEB 2001

El caso Microsoft podría concluir mañana, tras la audiencia en el Tribunal de Apelaciones

El caso Microsoft que enfrenta desde hace casi tres años al gigante mundial del software con 19 estados y el Departamento de Justicia estadounidenses podría concluir con los dos días de audiencia en el Tribunal Federal de Apelaciones previstos para hoy y mañana.
Comunicaciones World

Durante siete horas cada día, los siete jueces del Tribunal escucharán los testimonio de las dos partes, lo que constituye algo inédito ya que habitualmente los abogados disponen de 15 minutos para una audiencia de este tipo o, como mucho, de una hora para los asuntos complicados.

Aunque se prevé que los argumentos expuestos presentarán pocas novedades en relación a los argumentos escritos presentados anteriormente, la locuacidad de los abogados y sus explicaciones serán esenciales para inclinar a los jueces a favor del desmantelamiento o no de la multinacional, como decidió el pasado mes de junio el juez Thomas Penfield Jackson en primera instancia.

La cuestión principal sigue siendo determinar si Microsoft abusó de su posición dominante en el mercado de los sistemas de exploración Windows para monopolizar el acceso a Internet, en detrimento de su competidor Netscape, ligando la compra de Windows a la de Internet Explorer, su software de navegación.

El Departamento de Justicia estadounidense intentará también demostrar que Microsoft utilizó prácticas "agresivas" para mantener este monopolio. Microsoft buscará demostrar que éste último redactó un informe de los hechos que contiene "ficción" y que fue parcial.

Microsoft busca apoyarse en recientes declaraciones del juez que, en "confidencias" al autor de un libro sobre el proceso, afirmó que lo que quería era "presentar ante el Tribunal de Apelaciones un informe que contenga hechos consumados".

Estas declaraciones, así como sus críticas a los jueces del Tribunal de Apelaciones, pueden debilitar la posición de la acusación pero la sanción de desmantelamiento "fue tan draconiana, excesiva y precipitada que su anulación está asegurada", afirma Robert McTamaney, un abogado que redactó el análisis presentado por la Fundación Legal de Washington sobre el proceso.

"Pienso que anularán el juicio" del Tribunal de primera instancia y que la nueva administración presidencial estadounidense solucionará luego el conflicto de manera amigable, señala Ernest Gellhorn, abogado de Washington. En primera instancia, el experto convocado por el Gobierno había estimado que el hecho de que Internet Explorer estuviera ligada a Windows no molestaba a los usuarios.

Microsoft podría también beneficiarse de la clemencia del nuevo presidente estadounidense, George W. Bush. Según declaraciones anteriores, el nuevo director de la división antimonopolio parece mucho menos susceptible de inclinarse a favor de un desmantelamiento que Joe Klein, director de la división entre 1996 y 2000, y el principal adversario de Microsoft.

(EP)


Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios