Actualidad | Noticias | 28 FEB 2001

El beneficio de Indra aumentó un 32% el pasado año, hasta 6.377 m.p.

El grupo prevé un crecimiento del 18% en el beneficio neto de 2001 por la mejora de la cartera de pedidos.
La empresa de Tecnologías de la Información Indra obtuvo un beneficio neto de 6.377 millones de pesetas en el pasado ejercicio, lo que supone un incremento del 32% respecto a 1999, informó hoy la compañía.
Comunicaciones World
Los ingresos en el área de Tecnologías de la Información, que representan el 80 por ciento del negocio del grupo, aumentaron un 28 por ciento sin tener en cuenta el efecto de proyectos electorales, lo que supera las previsiones de Indra y está "sustancialmente por encima de la media del sector".

Durante el pasado ejercicio, la actividad exterior facturó 44.888 millones de pesetas, lo que consolida la contribución del 40 por ciento del mercado internacional al total de ingresos, que ascienden a 112.624 millones de pesetas. Indra destacó su posición en el mercado latinoamericano, que aporta prácticamente la mitad de la facturación de la empresa fuera de España.

En cuanto a la actividad de consultoría y servicios para Internet, la compañía puso de manifiesto la creación y desarrollo de su filial Atlante y el crecimiento en ventas, con contratos de grandes clientes por valor de 3.057 millones de pesetas.

Atlante generó en su primer ejercicio un resultado operativo y un beneficio neto positivos, contando al cierre de 2000 con 255 profesionales, "muy por encima de los 100 inicialmente previstos". Con este potencial, Indra ha establecido un objetivo de crecimiento de ingresos para esta actividad del 50 por ciento en el actual ejercicio.

Indra aspira a seguir creciendo en el futuro más que los mercados español y europeo. Para 2001, el grupo prevé un incremento de los ingresos en el área de Tecnologías de la Información de al menos el 18 por ciento, sin tener en cuenta los proyectos de procesos electorales.

En cuanto a los negocios de SIM/SAM y EED, el objetivo de crecimiento conjunto se sitúa en al menos el 15 por ciento, "incremento significativamente superior a los estimados para los mercados en los que desarrollan su actividad, tanto nacionales como internacionales".

Por su parte, el crecimiento del beneficio neto será superior al de los ingresos totales, según las previsiones del grupo, superando los 7.500 millones de pesetas, lo que representa un aumento de al menos el 18 por ciento. Estos objetivos vienen avalados por ""una potente cartera de pedidos"" que, al cierre de 2000, superaba los 160.000 millones de pesetas.

A este respecto, destacó la contratación registrada en el pasado ejercicio en Tecnologías de la Información, que se ha incrementado un 42 por ciento, hasta situarse por encima de los 80.000 millones de pesetas.
(EP)

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios