Actualidad | Noticias | 09 MAR 2009

Crecen las opciones para cifrar la voz en el móvil

El dilema sobre la seguridad de la BlackBerry del presidente Barack Obama ha provocado que la industria dirija su mirada hacia sistemas que pueda codificar las llamadas de voz para evitar su intercepción.
Natalia Mosquera

De hecho, Cebit ha sido este año un amplio escaparate de sistemas para gobiernos y compañías que buscan proteger sus llamadas de voz. En algunos casos, emplear la codificación de la voz en el móvil puede ahorrar dinero a las compañías y permitir a los altos directos discutir temas confidenciales sin necesidad de viajar a oficinas de la organización, señala Christoph Erdmann, director general y fundador de Secusmart, que fabrica tarjetas flash con encriptación para llamadas de voz basada en hardware.

Erdmann solía trabajar en el área de seguridad de Nokia y tenía que viajar con frecuencia a Finlandia para hablar sobre información sensible de la compañía que no se podía tratar por teléfono.

Nokia, por el momento, decidió que el mercado para dispositivos superseguros era muy pequeño por eso Erdmann decidió montar su propia compañía para ofrecer la mayor seguridad a los smartphones de Nokia.

La tarjeta flash microSD de Secusmart, conocida como SecuVoice versión 1.0, está pensada para los dispositivos Nokia Series 60, que, con frecuencia, se utilizan en las instituciones gubernamentales. El software se instala en el teléfono cuando la tarjeta se inserta en el dispositivo.

La tarjeta de Secusmart utiliza criptografía de curva elíptica (Elliptic Curve Cryptography, sus siglas en inglés ECC), un método demostrado para establecer una conexión segura entre dos dispositivos. Es además más rápido que utilizar un algoritmo RSA, que emplea muchas claves o certificados que incrementan hasta los 15 segundos el tiempo necesario para conectar una llamada. ECC lo hace en menos de 5 segundos.

Las llamadas de voz codificadas utilizan claves AES (Advanced Encryption Standard) de 128 bits. La tarjeta es un sello de seguridad que ha obtenido el visto bueno de la oficina del gobierno alemán para la seguridad de la información para su uso en información confidencial, señala Erdmann. La tarjeta microSD tiene un coste de 2.200 euros.

Otra opción para cifrar la voz es la de Rohde and Schwarz. Su dispositivo TopSec Mobile de 55 gramos de peso cifra las llamadas de voz utilizando claves AES de 128 bits. En pocos meses, la compañía lo actualizará para adaptarse a las claves AES de 256 bits, señala Henning Krieghoff, presidente de Rohde and Schwarz.

El dispositivo que se parece a un smartphone pero sin botones de número está pensado para que las personas lo lleven junto con su teléfono móvil habitual. Este dispositivo encripta el tráfico de voz y envía la información a través del teléfono habitual del individuo vía Bluetooth. La ventaja de este sistema es que es compatible con prácticamente cualquier teléfono que tenga Bluetooth. El coste de TopSec Mobile es de 1.800 euros.


Más opciones para el usuario

En Cebit, también hemos asistido al lanzamiento de dos productos de cifrado de una compañía italiana, Caspertech , y de una compañía alemana, Compumatica. Ambos productos están ahora siendo evaluados por la agencia nacional de seguridad en las comunicaciones de los Países Bajos.

Uno de los productos, CompuGSM, es un modelo básico que hace el cifrado de voz. Los usuarios pueden además cifrar SMS. La versión de gama alta, CompumaticaGSM, incluye una estación de gestión de clave que ayuda a administrar las claves en un amplio número de dispositivos, señala Pavel Ivanov, responsable de programa de Caspertech.

CompumaticaGSM encriptará SMSs y correos electrónicos en combinación con el firewall de CompuWall y es capaz de sustituir un algoritmo de encriptación diferente en el software, puntualiza Ivanov. Ambos productos son compatibles con los dispositivos móviles de HTC que operan sobre el sistema operativo Windows Mobile y su precio todavía no se ha hecho público pero se prevé que se fije en un modelo de pago por uso.



Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios