Actualidad | Noticias | 17 DIC 2009

Cotec reclama que se incremente la productividad en pro de la competitividad

A pesar del avance que ha experimentado nuestro país en las últimas décadas, Cotec denuncia que este desarrollo no ha afectado a la productividad. Es por este motivo por el que, según el organismo, se debería de hacer un esfuerzo por lograr un tejido empresarial productivo que ayude a hacer de España un país competitivo.
Bárbara Madariaga

En su estudio “Productividad, competitividad e innovación en España”, Cotec  deja patente que a pesar de que nuestro país ha experimentado una convergencia con la Unión Europea en términos de PIB per cápita, ésta no ha llegado a la productividad. De hecho, asegura en su estudio que el nivel de productividad es bajo debido a un déficit de capital humano cualificado, una estructura productiva caracterizada por una elevadísima proporción de empresas de pequeño tamaño y, especialmente, una débil intensidad tecnológica.

Y, a pesar de lo que pueda parecer en un primer momento, esta situación no es nueva. El estudio afirma que el comienzo del fin fue a partir de la segunda mitad de los noventa. De hecho, en el período comprendido entre 1987 y 2003 la posición relativa de España con respecto a Estados Unidos ha perdido 10 puntos porcentuales, pasando del 87 por ciento de 1987 al 74 por ciento de 2003. Si esta misma comparación se realiza con los países miembros de la Unión Europea, la conclusión es parecida, ya que, desde 1990 se han ido perdiendo puestos en el ranking de productividad.

Una de las causas de esta pérdida de productividad es que las tasas de crecimiento en cada sector  ponderados por su peso en términos de valor añadido son mucho menores que el incremento de productividad agregada. Así, entre 1995 y 2000 ésta sólo representaba el 50 por ciento del crecimiento de la productividad, mientras que en la UE y Estados Unidos fue del 70 y del 95 por ciento respectivamente.

Según Cotec, esta situación “puede interpretarse como una amenaza de las posibilidades competitivas de España en el medio y largo plazo”. Eso sí, el informe señala que “también se puede interpretar como una oportunidad para mejorar la productividad, acercándonos a los niveles de nuestros socios y competidores”.

La importancia de la innovación

Cotec señala que una de las claves para que realmente España se convierta en un país productivo y competitivo es la innovación. No obstante, “cada vez resulta más patente la existencia de una brecha tecnológica, entendida como la intensidad del gasto empresarial en I+D sobre el valor añadido, entre España y la UE-15, que se magnifica en relación a los EE.UU”.

Por lo que respecta al origen o causa de esa brecha tecnológica, ésta se debe en gran parte al comportamiento de la inversión en I+D en servicios, “aunque todos los sectores invierten menos en I+D en España que en las economías de referencia”. Por otro lado, las manufacturas de alto contenido tecnológico representan una porción del valor añadido en la UE-15 tres veces superior al que representan en España, mientras que en los EE.UU., el peso de estos sectores quintuplica al español.

Estos datos confirman que sin aumento de la I+D empresarial y de la innovación, así como de la eficacia en la utilización de estos recursos, no aumentará la productividad.

Por último, cabe señalar que Cotec también demanda un comportamiento menos conservador en lo que a política de exportaciones se refiere. Ya que éstas se dirigen a destinos maduros, dentro de la UE. “Esto pone en una situación delicada la evolución del posicionamiento de las exportaciones españolas, debido a la fuerte competencia y a las dificultades que encuentran nuestras empresas para entrar en nuevos mercados o exportar con alto valor añadido”.



Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios