Actualidad | Noticias | 12 FEB 1999

Cisco presenta las familias Catalyst 5000 y 5500 con soporte de voz y telefonía IP

Cisco ha anunciado nuevas capacidades de soporte de voz y telefonía IP en las gamas Catalyst 5000 y Catalyst 5500. Las soluciones, encuadradas dentro de la cuarta fase de la estrategia de integración de voz, vídeo y datos de Cisco, permite ampliar las capacidades tradicionales de las redes, ofreciendo mayor flexibilidad y mayor control sobre la infraestructura.
David Moreno

Cisco Systems ha presentado las series Catalyst 5000 y Catalyst 5500 para soportar voz y telefonía IP a través de hardware basado en ASIC optimizado y software inteligente que proporciona amplia calidad de servicio para aplicaciones avanzadas de voz a través de redes locales y de área ancha. Este anuncio se encuadra dentro de la cuarta fase de la estrategia multiservicio de la compañía. Las nuevas opciones permiten a los clientes una mayor flexibilidad y un mayor control sobre la red, de modo que la demora en el tráfico de voz puede ser repartida a través de una amplia gama de dispositivos de infraestructura.

Los componentes fundamentales que permiten que la voz sea conmutada en la LAN por la familia Catalyst 5000 son ASIC sobre NetFlow Feature Card II para el motor Catalyst Supervisor III. Este elemento proporciona la posibilidad de reconocer, clasificar y priorizar el tráfico de voz en los Niveles 3 y 4, para preservar su integridad a través de infraestructuras LAN y WAN. En la WAN, Cisco Route Switch Module, que funciona con el nuevo software Cisco IOS(R) 12.0, puede mantener y monitorizar la transmisión del tráfico de voz. Para aumentar la fiabilidad de las infraestructuras de datos, Cisco también ha reforzado su software de sistema Catalyst para mejorar el tiempo de resolución de fallos y su resistencia.

Las aplicaciones de misión crítica avanzadas, como la voz, encuentran su camino dentro de sofisticadas Intranets para simplificar las infraestructuras, reducir costes y proporcionar a los usuarios el acceso más fácil a los recursos corporativos. Como elemento fundamental de una red inteligente, la calidad de servicio debe estar monitorizada en todos los elementos de conectividad. Con las nuevas soluciones, Cisco asegura ancho de banda y permite ampliar las infraestructuras tradicionales, con una migración fácil a redes más avanzadas.



Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios