Actualidad | Noticias | 03 OCT 2002

Cisco impulsa el concepto de oficina móvil

Cisco ha presentado dos nuevos productos, un punto de acceso inalámbrico para WLAN 802.11b y un router para redes de acceso móvil, dentro de su plataforma "oficina móvil", un concepto que supone tener acceso por Internet de banda ancha desde una serie de centros públicos de conexión.
Comunicaciones World
Cisco ha dado a conocer nuevas aplicaciones dentro de su plataforma inalámbrica CIMO, un concepto que abarca las tecnologías de conexión para hacer de la oficina un lugar móvil con acceso desde cualquier punto. La plataforma CIMO (Cisco Internet Mobile Office) integra soluciones de conexión a redes de banda ancha por cable o inalámbricas, para acceder a redes corporativas, intranets o Internet, y tiene el objetivo, según José Manuel Petisco, responsable del área de sistemas de Cisco, de "promover el acceso a la banda ancha de forma segura en centros inalámbricos públicos".

Hasta ahora, Cisco ha implantado estas tecnologías de conexión por banda ancha en centros como hoteles y aeropuertos, en los que se han dispuesto conexión por cable Ethernet de larga distancia (LRE, Long Reach Ethernet). Esta solución permite ofrecer acceso a Internet por cable en banda ancha de hasta 15 Mbps, conectada a la red telefónica básica (RTB) ya existente en los edificios, y que duplica la capacidad de transmisión de datos al conectar los dispositivos de acceso a Internet con los switch de Cisco que distribuyen la red Ethernet.

Conexión de banda ancha en cualquier lugar
Esta solución ya se ha implantado con éxito en algunos hoteles (Montanya y Arts en Barcelona) y aeropuertos (Munich y Frankfurt), con la posibilidad de realizar llamadas de teléfono a través de la red IP y el ordenador. Un ordenador portátil puede conectarse a la red telefónica con el sistema LRE de Ethernet a larga distancia, y acceder a Internet y a otros dispositivos dentro de la red IP, como teléfonos IP que permiten acceder a servicios en línea (tráfico, entretenimiento, información) al incorporar una amplia pantalla y un sistema operativo basado en XML.

Otra tecnología de conexión es la Building Broadband Service Manager (BBSM), que permite acceder por conexión de cable a Internet de banda ancha con servicios de voz y vídeo; y un tercer tipo de conexión, inalámbrica, es Aironet 350 Access Point, una solución de banda ancha de hasta 11 Mbps en red WLAN 802.11b, que se integra en la red de cable existente. Esta solución inalámbrica se está estudiando para implantarse en aviones comerciales de compañías como Lufthansa.

8 millones de trabajadores móviles en Europa
El objetivo de estas tecnologías de conexión por cable a banda ancha, o inalámbricas en otros casos, es que "estemos donde estemos, tener acceso a las aplicaciones de la oficina, para ser más productivos y optimizar el tiempo", según Cisco. No en vano, las conexiones inalámbricas son uno de los sectores con mayor proyección y nuevos desarrollos en estos momentos. Según datos de IDC, existen en Europa 8 millones de trabajadores móviles que potencialmente utilizarán estos servicios en sus desplazamientos.

En el caso del Hotel Montanya, implantar este sistema de Ethernet a larga distancia para que sus clientes tengan acceso a Internet o a su intranet corporativa desde el ordenador, ha supuesto una inversión de unos 42.000 euros (7 millones de pesetas). Los cargos que Cisco baraja a la hora de cobrar el servicio (que el Hotel incluye como servicio gratuito al cliente) van desde los 2,95 euros por hora de conexión en un centro de conexión como un bar o café, hasta los 14 euros en un aeropuerto o un hotel.

www.cisco.com



Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios