Actualidad | Noticias | 13 DIC 2004

Cisco actualizará en menos de un año todos sus routers de extremo

Cisco introducirá mejoras significativas en su línea de routers de extremo para soportar múltiples servicios, incluidos Ethernet, Frame Relay, ATM y agregación de banda ancha, sobre una más amplia variedad de plataformas. Las mejoras irán estando disponibles a lo largo de los próximos nueve meses.
Comunicaciones World

Las mejoras se han plasmado en diversas extensiones para las series Cisco 7200, 7600, 10000 y 12000, que también refuerzan la capacidad de estos sistemas de servir como front end en la agregación, distribución y definición de servicios para el nuevo router central de gama alta CRS-1. Presentado el pasado mes de mayo, CRS-1 empezó a comercializarse en Agosto, cuenta con al menos cinco clientes y otros catorce en fase de pruebas.

La serie 7200, utilizada generalmente como plataforma empresarial para sucursales grandes o como sistema de agregación corporativo, dispondrá de nuevas extensiones IPSec VPN y otras tecnologías de seguridad. En cuanto a los routers 7600, la plataforma Metro Ethernet por excelencia de Cisco, será implementada en un chasis más pequeño, más adecuado para emplazamientos con requerimientos de menor densidad. También serán desarrollados para ella diversas actualizaciones software que aumentarán sus características de alta disponibilidad. Además, el fabricante trabaja en dotar a los equipos 7600 de mayor rendimiento y de una serie de tarjetas de línea que mejorarán sus capacidades como solución de extremo para operadores.

Tanto la serie 7600 como la familia 10000 han sido en las últimas semanas objeto de especulaciones sobre la posibilidad de que la start-up BCN Systems estuviera desarrollando la próxima generación de estos equipos. Según Mike Volpi, vicepresidente senior del grupo de tecnología de routing de Cisco, lo único que de momento el fabricante está dispuesto a confirmar es que BCN probablemente será adquirida por la compañía y está desarrollando software de encaminamiento para ella.

En cualquier caso, Cisco pretende convertir su serie 10000 en una plataforma de próxima generación con aumentos de capacidad y funcionalidades mejoradas de agregación de banda ancha. Asimismo, desarrollará software para un más preciso alineamiento entre las funciones de conectividad basada en líneas alquiladas y de agregación del router.

Por último, la serie 12000, la de routers de núcleo de gama más alta del fabricante hasta el lanzamiento de CRS-1, contará con tarjetas de línea de mayor rendimiento. Asimismo, Cisco desarrollará para estos sistemas actualizaciones software que proporcionarán soporte de capacidades multiservicio en el extremo, como interoperatividad ATM/Frame Relay, funcionalidad MPLS mejorada, y nuevas tarjetas I/O con mayor densidad de interfaz. También se rumorea que la serie 12000 será la primera plataforma no CRS de Cisco que incorporará el nuevo sistema operativo IOS-XR. Aunque Volpi no ha querido confirmar este punto, sí ha reconocido que XR "favorece los diseños distribuidos", como son, de hecho, los routers 12000.

Esta iniciativa de actualización global de su oferta de extremo llega en un momento en que Cisco debe enfrentarse al que quizá será el mayor reto en sus veinte años de existencia para su tecnología base. En el tercer trimestre de 2004, perdió una parte significativa de su cuota, está embarcada en el intento de profundizar en la transición de producto hacia CRS-1 y a su nuevo sistema operativo, y debe dedicar esfuerzos a defender su terreno en un mercado empresarial cada vez más competitivo.

Según Mark Seery, analista de RHK, "mientras Cisco se encuentre en esta transición permanecerá vulnerable, con menor fuerza para evitar la pérdida de cuentas. Nunca ha sido mejor momento para atacarle, especialmente en el mercado de proveedores de servicios. Pero, superada esta etapa de transición, su posición será de aún mayor fortaleza"


Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios