Actualidad | Noticias | 02 NOV 2000

Ayer entró en vigor la tarifa plana de Internet de 2.750 pesetas como máximo y los bonos para llamadas de voz y datos

Ayer entró en vigor la tarifa plana de Internet a través de la línea básica de telefonía en horario reducido a un precio máximo de 2.750 pesetas mensuales incluida en el paquete de medidas liberalizadoras aprobado por el Gobierno antes del verano.
Comunicaciones World

Asimismo, el Real Decreto 7/2000, publicado en el BOE el pasado 24 de junio, establece la obligación para el operador dominante, Telefónica, de ofrecer bonos de 10 horas de llamadas locales, para voz e Internet, a un precio de 700 pesetas en horario reducido y 1.400 pesetas en todos los horarios.

El precio máximo de la tarifa plana sólo incluyen las ofertas de acceso a la Red independientes del tiempo de conexión en horario telefónico reducido, es decir, de seis de la tarde a ocho de la mañana de lunes a viernes y todo el día los fines de semana y festivos.

Aunque la entrada en vigor de los máximos establecidos en el decreto se fijó para el 1 de noviembre, la mayoría de operadoras de telecomunicaciones se adelantaron y comercializan desde hace unos meses ofertas de tarifa plana a precios inferiores de los fijados en el Consejo de Ministros del 23 de junio.

Así, Wanadoo (Uni2) y la operadora de cable ONO tienen ya en el mercado tarifas plana por 2.500 pesetas al mes, mientras que la de Retevisión es cien pesetas más cara y las ofertadas por British Telecom y Telefónica se situán en el precio máximo, 2.750 pesetas mensuales. En todos los casos, el precio pagado por el usuario se incrementa por el IVA.

En cambio, otras compañías de telecomunicaciones como Alo o Jazztel han renunciado a ofrecer este tipo de productos, por estimar que no les resultaría rentable su comercialización dadas las tarifas de interconexión de referencia establecidas por el Gobierno recientemente. No obstante, no descartan ofrecerla para aquellos abonados que tengan acceso directo a su red, lo que evitaría pagar el precio de interconexión con las infraestructuras del operador dominante.

En cuanto a los bonos, que otras operadoras podrían ofrecer a partir del 15 de noviembre -fecha en que se liberalizarán las llamadas metropolitanas-, el Gobierno no ha establecido una tarifa específica de interconexión con la red del operador dominante, por lo que, hasta ahora, ninguna compañía ha anunciado su intención de comercializarlos

(EP)

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios