Actualidad | Noticias | 18 SEP 2007

(Análisis) La pyme, un gap en el mercado de routers empresariales

Christian Buhrow Country Manager de LANCOM Systems para España y Portugal
Comunicaciones World

 


 

Las pymes constituyen una parte mayoritaria del tejido empresarial español a la que hay que prestar especial atención. Sin embargo, el sector de las nuevas tecnologías ha puesto siempre el foco en dos mercados principales: el de la gran cuenta, con capital para invertir en nuevos y novedosos sistemas de todo tipo y, por otro, el mercado de consumo, con un gran crecimiento a largo de los últimos años. A las organizaciones de tamaño medio no se les ha prestado la atención que merecen.

Tradicionalmente, los fabricantes de redes han seguido esta tendencia orientada a las grandes cuentas, debido a que éste era el nicho de negocio con más posibilidades de desarrollo. Tanto es así que, actualmente, en el mercado encontramos dos tipologías de productos: los productos de alta gama para grandes redes empresariales y los de baja gama, dirigidos al público general para uso doméstico. En el caso de los productos para consumo existen multitud de fabricantes compitiendo por convertirse en los líderes del mercado. Y, en el caso de las grandes empresas, podríamos destacar la existencia de un actor único que mantiene una posición casi monopolística, ofreciendo grandes soluciones tanto para el sector privado como público, pero con un alto coste.

El problema es que, entre ambos, existe un amplio grupo de clientes formado por las pymes que no encuentran, ni en una ni en otra oferta, una solución que se adapte a sus necesidades particulares. Su problema principal es que no pueden acceder a los equipos de gama alta por su coste elevado y el resto, orientados al consumo, no son una solución para ellas. Existe un gran gap en la oferta de routers en España, es decir, pasamos de productos extremadamente sencillos y básicos a otros extremadamente caros y complejos y claro.

La pyme tiene unas características funcionales y estructurales distintas y unas necesidades singulares. Necesita sistemas que les ofrezcan las mismas características que los grandes -aunque a pequeña escala-, con las mismas garantías de seguridad y estabilidad en las comunicaciones, y al mejor precio posible. Estas organizaciones demandan productos escalables que se adapten a las necesidades cambiantes de la empresa para que no queden obsoletos en poco tiempo.

En muchas ocasiones, nos encontramos con clientes descontentos con su hardware debido a que, por lo general, a la hora de realizar la compra optan por el dispositivo “más barato” , que no le ofrece luego la cobertura, seguridad o la velocidad que se esperaba y entonces se da cuenta de que tiene que realizar una nueva inversión. Y lo barato, al final, acaba saliendo caro.

En este entorno hay que tener en cuenta también la actividad de las grandes operadoras, que no ofrecen productos específicos según tipología de usuario. Es decir, disponen de los mismos routers para el usuario doméstico que para las organizaciones y sus necesidades no son, siquiera, parecidas.

La pyme tienen un enorme potencial de desarrollo tecnológico, por lo que es necesario ofrecer productos que optimicen su productividad, pero a un precio accesible. El gran reto al que nos enfrentamos los fabricantes de hardware es lograr que este tipo de empresas adopte una actitud positiva y activa hacia el cambio y la inversión en TI; pero para ello hay que ofrecer productos específicos orientados a sus necesidades.

 

 

 

 


Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios